Se calienta contienda entre David Rivera y Joe García

10/05/2012 12:03 AM

09/09/2014 9:16 AM

A poco más de un mes para la votación general, la carrera por el Distrito 26 para el Congreso federal, que va desde Kendall hasta Cayo Hueso, tomó mayor impulso con eventos de recaudación y llamados de los candidatos para que sus simpatizantes acudan masivamente a las urnas el próximo 6 de noviembre.

En el Distrito 26 se enfrentan el representante David Rivera y el candidato demócrata Joe García. Recientemente dos encuestas por separado, una republicana y otra demócrata, hallaron que García marcha a la cabeza en las intenciones de voto. El margen es de 9 puntos porcentuales en el sondeo demócrata y de 10 puntos en el estudio republicano.

Los resultados coinciden también con los cambios demográficos y el perfil de los nuevos votantes hispanos, muchos de ellos con tendencia a declararse independientes, sin filiaciones políticas o demócratas.

El crecimiento ha sido particularmente grande entre los votantes hispanos no cubanos quienes, a su vez, tienen otras prioridades y expectativas que los electores tradicionales. La reestructuración de los mapas políticos se realiza cada década y sigue un patrón específico sobre los resultados del último Censo.

De los mapas propuestos y aprobados por Tallahasse, el Distrito 26 es quizá uno de los más sensibles.

El nuevo mapa congresual le dio a Rivera un margen de 4,000 votos republicanos. En las pasadas elecciones presidenciales los votantes del antiguo Distrito 25 apoyaron por estrecho margen a John McCain sobre Barack Obama. En la contienda por la gobernación del estado de Florida ocurrió algo similar: Rick Scott ganó por un porcentaje limitado sobre la candidatura de la demócrata Alex Sink.

En ese contexto, las expectativas de los candidatos por asegurar el favoritismo de los electores en cada rincón del distrito se refuerzan cada vez más para evitar sorpresas y asegurar la victoria. A medida que los tiempos se acortan para el día de la votación, la polémica parece estar a la orden del día en la pugna por el Distrito 26.

Rivera, por ejemplo, acusó a García de favorecer a una empresa local para que ésta se hiciera de un jugoso contrato con fondos del Departamento de Energía.

El legislador republicano afirmó que García movió sus influencias cuando ocupaba el cargo de Director de la Oficina de Impacto Económico de Minorías del Departamento de Energía (DE) para ayudar a CSA, una empresa especializada en proyectos de energía, transporte y telecomunicaciones, entre otros.

Sin embargo, la portavoz del Departamento de Energía, Niketa Kumar, le dijo a El Nuevo Herald que nunca se adjudicaron contractos a CSA con fondos directos de esa oficina de gobierno.

Rivera también cuestionó que CSA contratara a García como su vicepresidente de la Oficina de Desarrollo de Negocios. García pasó a las filas de esa empresa privada cuando ya no tenía vínculos con el Departamento de Energía.

García trabajó con CSA aproximadamente un año y medio. Durante ese periodo su salario acumulado fue $187,000.

El candidato demócrata rechazó los cuestionamientos de Rivera, quien busca la reelección.

“La alegación es completamente falsa, tal como se ha comprobado”, sostuvo García en declaraciones a El Nuevo Herald.

Por su parte, Rivera enfrenta investigaciones criminales federales por separado, en sus finanzas personales y de campaña. El candidato de las primarias demócratas Justin Lamar Sternad, cuya campaña fallida se ha convertido en objeto de la investigación de un gran jurado federal, declaró al FBI que Rivera estaba en secreto detrás de su campaña, según un reporte The Miami Herald y El Nuevo Herald la semana pasada.

Sternad, de 35 años, indicó además a las autoridades que su gerente de campaña, Ana Sol Alliegro, actuó como enlace entre la campaña y Rivera, de quien se afirma que canalizó dinero en efectivo no reportado a la campaña del candidato demócrata, según fuentes familiarizadas con la investigación y documentos entregados a The Herald.

Explicó que su contrato con CSA nació única y exclusivamente de su experiencia profesional. Anteriormente García fue miembro de la Comisión de Servicio Público de la Florida, la autoridad que regula los servicios públicos y las tarifas eléctricas y telefónicas para todos los residentes.

“Fui llamado por mis conocimientos en la industria de la energía”, precisó García. “No entiendo qué otra interpretación pueda haber”.

García añadió que mientras fue director de la Oficina de Impacto Económico de Minorías del Departamento de Energía, de julio del 2009 a abril del 2010, nunca intercedió por CSA. De hecho, agregó que la prioridad y naturaleza de esa oficina le impide evaluar o estudiar opciones que vinculen a compañías grandes, como CSA.

El Departamento de Energía alienta la igualdad de oportunidades de empleo y desarrollo a empresas pequeñas y desfavorecidas, instituciones educativas, minorías y comunidades, según se anuncia en su página web. Asimismo ejecuta iniciativas para fortalecer la diversidad.

Rivera denunció también esta semana que la campaña política de García estaba bajo la lupa de la Comisión Federal de Elecciones (FEC) debido a una serie de gastos y contribuciones que supuestamente no habían sido aclarados.

Sin embargo, un portavoz de la FEC consultado por El Nuevo Herald dijo que no existe ninguna investigación en curso contra la campaña de García.

La FEC suele enviar notificaciones a las campañas políticas cuando las autoridades necesitan información adicional en los reportes financieros o incluso cuando los contribuyentes no son debidamente identificados.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio