España gestiona con Cuba la repatriación de Carromero

10/24/2012 12:50 AM

09/09/2014 9:18 AM

El gobierno español planea gestionar la repatriación de Angel Carromero hacia España tan pronto como la próxima semana para que cumpla en su país de origen la condena de cuatro años que le fue impuesta recientemente en Cuba, según medios de prensa españoles.

Carromero, de 27 años, fue sentenciado a cuatro años de prisión por causar la muerte del reconocido disidente del Movimiento Cristiano Liberación Oswaldo Payá y Harold Cepero en un choque automovilístico, el 22 de julio.

La posibilidad de trasladar a Carromero había sido comentada abiertamente por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Hace unos días el ministro precisó que esa repatriación debería realizarse en forma expedita y a nivel diplomático.

“Ahora nos corresponde a los gobiernos hablar para que la repatriación sea lo más rápida posible, una vez que se haya conocido la sentencia”, dijo Margallo.

La fecha para el inicio de cualquier trámite o solicitud de traslado deberá ser hecha a partir del 29 de octubre, tal como lo estipula el código penal vigente. En esa fecha se cumplirá el plazo de 10 días que ofrecen las autoridades cubanas para la presentación de cualquier recurso de apelación sobre el dictamen del Tribunal Provincial de Bayamo.

Carromero es un dirigente madrileño de Nuevas Generaciones, el ala juvenil del gobernante Partido Popular de España. Está acusado de homicidio imprudente. La tragedia ocurrió cuando el auto que conducía, un Hyundai Accent, de cuatro puertas, se salió de la carretera y chocó violentamente contra un árbol. Payá viajaba junto a Cepero en la parte posterior del auto accidentado.

En el asiento delantero iba el sueco Jens Aron Modig, jefe de la rama juvenil del Partido Demócrata Cristiano de Suecia. Carromero y Modig sólo sufrieron lesiones leves.

El accidente ocurrió cerca de la ciudad oriental de Bayamo. Las autoridades cubanas concluyeron que Carromero iba a exceso de velocidad, ignoró una señal de tránsito y chocó contra un árbol.

La familia de Payá ha dicho reiteradamente que no acepta las conclusiones ni la sentencia del gobierno hasta que puedan hablar personalmente con Carromero y escuchar su versión personal, sin la presión de La Habana.

Las dudas de la familia y activistas independientes sobre la versión oficial de los hechos han tomado fuerza debido a los testimonios de amigos y simpatizantes de Payá que fueron al hospital de Bayamo el día del choque. En el hospital oyeron a un investigador policial decir que en el momento del accidente, un Lada estaba muy cerca del Hyundai rentado por Carromero y pudo haber causado la tragedia.

A inicios de octubre los tres hijos de Payá, Rosa María, Oswaldo José y Reynaldo Isaías, fueron impedidos de acercarse al lugar de la audiencia de Carromero.

Rosa María insistió el martes en decir que tiene motivos para creer que las muertes no fueron accidentales.

“No podemos confiar en aquellos que reprimen a los miembros de nuestro movimiento”, manifestó Rosa María desde La Habana. La joven participó por Skype en el foro “Cuba: Espacio público en una sociedad cerrada”, realizado en Praga, República Checa.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio