Cruzada para ayudar a damnificados por huracán Sandy en Santiago de Cuba

10/31/2012 12:56 AM

09/09/2014 9:20 AM

Grupos de la oposición dentro y fuera de Cuba reforzaron una cruzada de ayuda y solidaridad para asistir a miles de damnificados por el huracán Sandy en el oriente de la isla, al tiempo que activistas y grupos de derechos humanos hicieron un llamado a las autoridades cubanas para que declaren una exención de impuestos a la importación de alimentos y medicinas.

Sandy, de categoría 2, tocó tierra el pasado jueves en la zona de Playa Mar Verde, ubicada cerca de Santiago de Cuba. Arremetió durante cinco horas con una intensidad impresionante y rachas de vientos sostenidos de hasta 175 kilómetros por hora. El huracán mató 11 personas y dejó una estela de destrucción millonaria.

“Exhortamos al gobierno de Cuba a considerar, de manera urgente, la posibilidad de facilitar la entrada libre de impuestos, al menos por un año, de medicinas, alimentos y otros medios de sustento humanitario”, dijo Elizardo Sánchez, director de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, radicada en La Habana.

Sánchez indicó que la liberación temporal de impuestos y otros cargos aduaneros deberían favorecer especialmente a los envíos de organizaciones internacionales y gobiernos, grupos de asistencia social y particulares.

Una exención similar fue aprobada en el 2008 después que tres huracanes de gran intensidad dejaron más de $10,000 millones en pérdidas. La flexibilización del marco tributario estuvo vigente hasta el 3 de septiembre.

Mientras tanto en el sur de la Florida la organización católica Cáritas de la Arquidiócesis de Miami y la Casa del Municipio de Santiago de Cuba, en La Pequeña Habana, continuaron trabajando el martes para reunir la mayor cantidad posible de donaciones y enviarlas a la isla en el menor tiempo posible.

Rachel Ramjattan, portavoz de Cáritas, instó a la comunidad en general para que hagan sus donaciones de dinero a través de su sitio de internet (www.ccadm.org).

El pedido coincide con el anuncio de la Iglesia Católica en Cuba sobre la coordinación del primer envío de ayuda a los damnificados en el oriente cubano.

Asimismo en La Pequeña Habana, integrantes de la Casa del Municipio de Santiago de Cuba continuaron recibiendo medicinas y alimentos enlatados, agua embotellada y sacos de dormir.

“Los daños son graves”, comentó Ana María Rodríguez, exiliada y vicepresidenta de la entidad santiaguera. “Por eso los miembros de nuestra organización están trabajando sin descanso. Aquí todos somos hijos de una sola madre, Cuba”, agregó Rodríguez.

A su lado, colaborando con los esfuerzos de la campaña, Carmelina Casero clasificaba los productos recolectados, como antibióticos y leche, jabones y cereales, entre otros.

“La respuesta ha sido muy positiva pero necesitamos más ayuda”, dijo Casero.

La Casa del Municipio de Santiago de Cuba, en el 845 SW 14 Ave, estará abierta de lunes a viernes, en el horario de 8 a.m. a 6 p.m.

En el marco de los trabajos de recuperación las autoridades cubanas encaran la titánica labor de retirar más de siete millones de metros cúbicos de escombros y poner en funcionamiento instalaciones estratégicas, como el aeropuerto internacional Antonio Maceo, en Santiago de Cuba. Aproximadamente 90 por ciento del aeropuerto resultó seriamente afectado por el impacto de Sandy.

El gobierno cubano no ha dado un balance global de los daños causados, pero se calcula que más de 130,000 viviendas quedaron dañadas, de las cuales 15,3000 están totalmente destruidas, según los primeros reportes oficiales.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio