Mitt Romney lucha cuesta arriba

11/05/2012 12:56 AM

11/05/2012 8:24 PM

Las encuestas aseguran que está empatado con el presidente Barack Obama en el voto popular, y noticias de que posiblemente gane en Florida le da un crucial espaldarazo a su aspiraciones presidenciales, pero el candidato republicano Mitt Romney aún enfrenta un mapa electoral que no luce estar a su favor y deberá propinar algunas sorpresas el martes para llegar a ocupar la Casa Blanca.

A 24 horas de la apertura de las urnas, los votos electorales –que son los que realmente cuentan en la elección– estarían favoreciendo al presidente Obama por una relación de 237 frente a los 206 que acumula Romney, al hacerse la sumatoria de los estados considerados como “sólidos” a favor de alguno de los dos candidatos y de aquellos algo más reñidos considerados como “probables”.

En disputa aún quedan 95 votos electorales por definir, que están repartidos entre ocho estados clave donde la contienda es tan estrecha que la mayoría de los analistas se abstienen de emitir pronósticos.

Pero la ventaja que Obama acumula significa que Romney tiene que ganar muchos más estados que el presidente para poder llegar al mágico número de 270 votos electorales que alguno de los dos debe alcanzar para ser declarado ganador de los comicios.

Para el gobernador de Massachussets esto podría significar que tendría que conquistar algunos de los estados clave (s wing states), donde Obama pareciera estar ligeramente en la delantera.

Para fortuna del candidato republicano, el estado clave más grande en esta elección, Florida, pareciera estar ya en sus bolsillos.

Según una encuesta de El Nuevo Herald y The Miami Herald publicada el viernes, Romney disfruta de una ventaja de seis puntos sobre Obama, con una relación de 51 y 45 puntos que de concretarse en las urnas el martes, elevaría su puntuación a 235, solo dos puntos por debajo del actual presidente.

Pero Florida no es suficiente para darle la victoria a Romney, aún podría prácticamente sellarla para Obama, si el presidente fuera a ganar allí, comentó Eduardo Gamarra, profesor de la Universidad Internacional de Florida.

“Obama pudiera perder la Florida y aún así ganar las elecciones. Esa es una proyección que mucha gente estaba haciendo porque la ruta crítica de Obama es menos difícil debido a que tiene otros lugares donde podría llegar a su meta de los 270 votos”, comentó Gamarra.

Pero la situación no es la misma para Romney, ya que una victoria de Obama en el estado del sol lo elevaría a 235, lo que obligaría al candidato republicano a ganar en los restantes siete estados clave.

“Florida es vital para Romney porque si bien Obama puede ganar aún perdiendo la Florida, para el gobernador Romney perder la Florida es perder la elección”, sostuvo Gamarra.

Y obviamente, ganar Florida sería solo el primer paso, coincidió Arthick Ramakrishnan, profesor de la Universidad de California, Riverside.

“Para ganar, además de Florida, Romney tiene que ganar Ohio, Virginia y otro estado más”, comentó Ramakrishnan. “Romney parece que sí tiene oportunidad de ganar en Ohio, en algunas encuestas él parece estar arriba ligeramente, pero en otras sale lo contrario”.

De hecho, son más las encuestas que colocan a Obama en la delantera en ese estado, el cual con sus 18 votos electorales ha terminado siendo determinante en los últimos años para las aspiraciones presidenciales de los candidatos republicanos.

Según un promedio elaborado el 22 de octubre de todas las encuestas realizadas para esa fecha en ese estado, los electores de Ohio le daban a Obama una ventaja de 2.4 puntos sobre Romney.

Pero dos encuestas divulgadas el viernes mostraban un escenario ligeramente más favorable para el candidato republicano, con la primera de ellas, elaborada por Wenzel Strategies, dándole a Romney una ventaja de 3 puntos sobre Obama.

La segunda encuesta, de Ipsos Reuters, ponía a Obama en la cabeza con dos puntos, pero mostrando una disminución de un punto frente al resultado que mantenía previamente.

En Virginia, la contienda luce bastante reñida para los dos candidatos aún cuando representantes de la campaña de Romney han declarado que las preferencias a favor del candidato republicano han estado en ascenso.

Según el promedio del 22 de octubre realizado en ese estado, Obama lidera las preferencias por 1.1 puntos, brecha que está dentro del margen de error.

No obstante, una encuesta publicada el jueves por Reuters le daba a Obama una ventaja en ese estado de cinco puntos.

De conquistar Florida, Ohio y Virginia, Romney pasaría a contar con 266 votos electorales, con lo que le tendría que hacerse solo de un estado más para ganar los comicios.

El estado que actualmente parece ser el más fácil para hacerlo es Colorado, que con sus nueve votos electorales lo pondría sobre el mágico número de 270.

Al igual que los anteriores, Obama también luce contar una pequeña ventaja de 1.1 puntos en Colorado, según el promedio realizado el 22 de octubre. Pero cuatro encuestas publicadas el viernes se mostraron dividas sobre quién está adelante.

Dos de ellas, elaboradas por un lado por CNN y por CallFire, daban a Obama la ventaja por 1.5 y 1.0 puntos respectivamente, mientras que las otras dos, elaboradas por Iposos/Reuters y por Rasmussen Reports, ponían al candidato republicano a la cabeza por 1.0 y 3.0 puntos.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio