Gobernador de Florida Rick Scott vota acompañado de su familia en Naples

11/06/2012 5:03 PM

11/07/2012 12:02 AM

Rick Scott, el controvertido gobernador de Florida, un estado clave en el resultado de las elecciones presidenciales que se celebran el martes, votó este martes rodeado de su familia y lo hizo por el candidato presidencial republicano, Mitt Romney.

Así lo confirmó el político republicano en declaraciones a la prensa tras ejercer su derecho al voto en Naples, la ciudad al oeste de Miami donde reside el gobernador, que nació en Illinois y se crió en Kansas.

Los estadounidenses deciden el martes si renuevan en el cargo por cuatro años más al actual presidente, el demócrata Barack Obama, o si entregan la Casa Blanca a su oponente republicano, el exgobernador y hombre de negocios Mitt Romney.

El gobernador ha sido muy criticado en estos días por su decisión de reducir de catorce a ocho días el plazo para votar de forma anticipada, una opción muy valiosa para la clase trabajadora que no quiere faltar hoy a su puesto.

Esa decisión provocó que el sábado, el último día en que se podía votar de forma anticipada en Florida, se registraran esperas de más de ocho horas en muchos centros electorales y que incluso los demócratas demandaran al estado ante la Justicia, acusándolo de obstaculizar el voto.

Junto a su mujer y su hija y su nieto, Scott no tuvo que hacer una cola tan larga y ejerció su derecho al voto después de esperar algo más de media hora en el centro de votación que le correspondía.

El político ha sido el gran ausente en la campaña republicana en Florida.

Esa ausencia ha sido entendida como un intento de la campaña republicana de mantener a Romney y la cúpula del partido alejados de la poco popular imagen que proyecta Scott.

Aunque en las anteriores elecciones Obama se impulso en Florida, este año las encuestas lo mantienen muy empatado con Romney, quien incluso encabeza muchas de ellas, siempre dentro del margen de error de las consultas.

Este estado, el mayor de los llamados estados “swing state”, es vital para el resultado de las elecciones presidenciales, ya que aquí están en juego 29 votos electorales, más del 10 por ciento de los 270 que se necesitan para acceder a la Casa Blanca.

En estos comicios los estadounidenses renovarán también todos los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 que componen el Senado y elegirán a los gobernadores de 11 estados y dos territorios libres asociados (Puerto Rico y Samoa).

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio