Ros-Lehtinen y Díaz Balart ganan reelección

11/07/2012 3:44 AM

09/09/2014 9:22 AM

Como se esperaba, los congresistas republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart fueron reelectos el martes con amplio margen en sus cargos.

Ambos congresistas gozan de gran popularidad entre el electorado de sus respectivos distritos y no tuvieron problemas para superar a sus contendientes.

“Estoy muy contenta y acepto humildemente esta oportunidad de volver a Washington [D.C.] a trabajar por mis electores” dijo. “Regresaré con muchas energías y con aún más dedicación”.

Ros-Lehtinen obtuvo el 61 por ciento de los votos, para seguir representando al distrito número 18 ante el Congreso.

De 1997 a 1989, Ros Lehtinen fue miembro del Senado de la Florida por el distrito 34.

En el 1989, la nativa de La Habana se convirtió en la primera hispana en ocupar un puesto en el Congreso durante una elección especial para sustituir a la demócrata Claude Pepper.

Al celebrar su victoria la noche del martes en el restaurante Buffalo Wild Wings del centro comercial Sunset Place, Ros-Lehtinen la congresista dijo que entre sus planes para los próximos cuatro años está el de tratar de unir a los partidos políticos para esforzarse en conjunto a estimular la economía.

“Tenemos que pensar que estamos trabajando por la gente”, dijo Ros-Lehtinen, quien en el pasado ha cooperado en proyectos bipartidistas. “La gente quiere trabajos, quiere seguridad económica y tenemos que dejarnos de despilfarros y arreglar las cosas”.

Ros-Lehtinen aprovechó para reafirmar su posición con respecto a Cuba y dijo que seguirá luchando hasta que la democracia llegué a su isla natal.

“Sueño con que un día no muy lejano en Cuba unas elecciones libres”, dijo.

Por su parte, Díaz-Balart, quien planeaba celebrar en el hotel Doubletree de Miami, en la 72 Avenida del noroeste, dijo que se sentía “muy honrado”.

“Es un honor para mi ser reelegido por mi comunidad” declaró el congresista. “Esta alegría viene acompañada de un sentido de deber, respeto y responsabilidad”.

Díaz-Balart ganó otra vez un escaño congresual en el distrito que ha representado desde hace dos años y que fue recientemente rediseñado para convertirse en el distrito 25, que abarca partes de los condados de Miami-Dade, Broward, Collier y Hendry.

“Agradezco el apoyo que recibí en los cuatro condados de mi distrito”, dijo.

Díaz-Balart fue elegido en el 2010 como congresista del que entonces era el distrito 21 y sustituyó a su hermano, Lincoln Díaz-Balart, quien se retiró sorpresivamente hace dos años.

El cubanoamericano ganó la elección con una la abrumadora mayoría del 78 por ciento de los votos. Se enfrentaba a dos candidatos sin afiliación partidaria: Stanley Blumenthal, quien se identificó durante la campaña como un “socialista honorable”, y otro candidato que se cambió legalmente su nombre a VoteForEddie.Com, para que apareciera de esa manera en la boleta electoral.

Ros-Lehtinen, de 60 años y presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, se enfrentó al candidato demócrata Manny Yevancey, quien obtuvo el 37 por ciento de los votos, y al independiente Thomas Joe Cruz-Wiggins quien consiguió un 3 por ciento.

Tanto Ros-Lehtinen como Díaz-Balart, ambos conservadores, son queridos por la comunidad hispana del sur de Florida, especialmente por el electorado cubano, que en su mayoría, es republicano.

En las elecciones del 2008, los candidatos demócratas trataron de aprovechar la baja popularidad del entonces presidente George W. Bush y el mal estado de la economía nacional para retar a los Díaz-Balart y a Ros-Lehtinen. Pero aun cuando trataron de presentarlos como leales partidarios de Bush y promotores de políticas demasiado estrictas hacia Cuba, ganaron sus respectivas contiendas.

Mario Díaz-Balart ha abogado por una posición más agresiva hacia Cuba y es un defensor del embargo contra el gobierno de la isla. Por años la familia Díaz-Balart ha participado en la definición de la posición nacional hacia Cuba e influye fuertemente en la política de Miami.

Asimismo, el congresista de 51 años, apoya la financiación federal de proyectos locales, como la ampliación de la carretera interestatal I-75 y la restauración de los Everglades.

Ros-Lehtinen es una ferviente defensora de los derechos humanos, especialmente en su natal Cuba. Desde su posición como presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores, Ros-Lehtinen ha respaldado a Israel y abogado por una política más firme hacia Irán.

A nivel nacional, la congresista ha apoyado programas de educación como “Head Start” y el aumento de la ayuda financiera federal para los estudiantes universitarios. Ros-Lehtinen también apoyó la ley “no preguntes, no digas” que permite a los soldados homosexuales servir en la milicia.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio