Ikea dice que no encontró evidencia de que compañía empleara prisioneros cubanos

11/16/2012 12:10 PM

11/16/2012 3:04 PM

IKEA, la tienda gigante de muebles, informó el viernes que tras una investigación no se encontró ninguna evidencia que la compañía supiera del posible empleo de prisioneros políticos cubanos para fabricar artículos, y que no existe una relación comercial a lo largo plazo con sus abastecedores en Cuba.

La empresa dio a conocer una disculpa luego que sus investigadores de la firma Ernst & Young confirmaron los reportes de que IKEA utilizó mano de obra de prisioneros políticos de la Alemania comunista hace 25 ó 30 años.

Sin embargo, el informe también llegó a la conclusion de que IKEA “nunca tuvo una relación comercial a lo largo plazo con sus abastecedores en Cuba y no había ninguna prueba de que el Grupo IKEA estuviera al tanto del posible uso de prisioneros políticos en Cuba”.

A principios de este año, diversos informes de prensa indicaron que empresarios de IKEA en la República Democrática Alemana (RDA) fueron contactados por una empresa controlada por las autoridades comunistas para considerar la posibilidad de fabricar muebles en Cuba.

Las empresas cubanas consideradas fueron identificadas como compañías estatales que administraban las plantas de fabricación en las cárceles cubanas.

El reporte de Ernst & Young que se hizo público el viernes llegó a la conclusión de que 71 juegos de sofá —un sofá y dos

sillas— se construyeron en Cuba como muestras para el Grupo IKEA.

Por lo menos un juego se envió a la antigua RDA para ser inspeccionado allí por asociados del Grupo IKEA, pero los muebles no cumplieron con las exigencias de calidad que se pedían, según el informe.

“No hay ninguna prueba de que el Grupo IKEA haya recibido otros productos hechos en Cuba”, agregó el informe.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio