Wish Book: Madre sola no gana suficiente para ella y sus niños

12/07/2012 3:30 AM

12/19/2012 1:41 PM

Luzvy Aguilar estará feliz de ver que el año termina, feliz de dejar atrás unos pocos meses de mala suerte y problemas de salud. En lo que se refiere a los años, el 2012 no ha sido uno particularmente bueno.

“Nuevo año, nuevo comienzo”, dijo, y después se rió con esperanza.

Aguilar tiene 24 años, es la madre sola con una niña de 5 años, Nerly Mejia; y un niño de 2 años, Christopher Aguilar. Ella trabaja, casi a tiempo completo, en un hogar de ancianos en Homestead y comparte un townhouse pequeño con su hermano. Pero desde que su esposo y padre de sus dos hijos fue deportado a México hace más de dos años, ha sido difícil llegar a fin de mes con sus ganancias.

“Para mí sola”, agrega Aguilar, “es muy difícil. Vivo de mes en mes”.

Este año su situación empeoró. Hace unos siete meses, ella notó un crecimiento al lado del cuello de Christopher. Lo que ella pensó que era inicialmente un grano, se convirtió en algo mucho peor. El pediatra del niño lo envió al Miami Children’s Hospital donde, luego de una serie de pruebas, los especialistas determinaron que una misteriosa bacteria había invadido sus glándulas.

Tratamiento: una dosis dos veces al día de poderosos antibióticos.

Mientras que la infección parece que retrocede, las responsabilidades de Aguilar sólo crecen. Ella debe dejar de trabajar a menudo para llevar al niño de su casa en Everglades Village, en Florida City, a los especialistas del hospital.

La enfermedad ha afectado las finanzas de Aguilar – y la actitud de Christopher. “Antes de que todo esto sucediera”, dice ella, “él comía bien y era un buen niño, bien portado. Ahora no tiene apetito. Está muy inquieto”.

Justo cuando el pronóstico de Christopher comenzaba a mejorar, Aguilar enfrentó otro contratiempo. Un día lluvioso hace unos tres meses, ella se detuvo a un lado de la carretera cuando vio a una amiga que trataba de cambiar un neumático ponchado. Las dos mujeres lograron poner el neumático de repuesto, pero cuando Aguilar se fue, patinó en el pavimento mojado y chocó contra una palma.

Estuvo cuatro días en el hospital, con su parte derecha adormecida y su cuerpo magullado. Entonces tuvo que dejar de trabajar por más de dos semanas y se atrasó en sus cuentas. “Estoy retrasada en todas mis facturas, incluso en las de la guardería”, dijo.

Aguilar también está preocupada por su hija asmática. Nerly asiste a sesiones especiales de terapia del lenguaje en su escuela primaria. Aunque su articulación está mejorando, la pequeña encuentra difícil hacerse entender cuando habla y a menudo se frustra. Esto es un gran peso para Aguilar.

A pesar de los obstáculos, Aguilar persevera, dijo Francis Contreras, un coordinador asistente en Redlands Christian Migrant Association (RCMA). “Lo vemos diariamente, lo mucho que ella lucha, lo mucho que trabaja. Ella ha tratado de hacer tanto como puede”.

Cuando RCMA decidió nominar a Aguilar como candidata del Wish Book del Herald, “lo que ella pidió fue para sus niños”, agregó Contreras. “Ella es muy devota”.

A Aguilar le gustaría una cama para su hija. Hasta recientemente, ambas dormían en el piso. Ahora ellas comparten una cama, pero ninguna puede dormir mucho. Un sofá también le daría a la familia un lugar donde sentarse en la pequeña sala de estar.

“¿Juguetes?” pregunta Aguilar, cuando se le preguntó si a los niños les gustaría algo para jugar durante las festividades.

Después de alguna incitación, ella dijo que Christopher podría usar un triciclo para montarlo afuera con los niños de su hermana y los del vecindario. A Nerly le gustaría una muñeca,

Cualquier cosa que la vida les ponga por delante, Aguilar dice que lo harán siempre que la familia se mantenga junta. “En los días que no trabajo, los llevo al parque y jugamos”, dijo Aguilar. “Nos reímos mucho. Eso no cuesta nada”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio