Ex traficante sentenciado por fraude al Medicare

12/13/2012 12:00 AM

12/14/2012 12:12 AM

Lázaro Delgado tiene un currículo bastante común en el vasto mundo de la delincuencia de Miami: empezó como vendedor de drogas, trató de hacer matar a un informante, hizo su poco de fraude hipotecario y culminó su carrera con un fraude multimillonario al Medicare.

Y el miércoles, Delgado, oriundo de Cuba, ni siquiera se disculpó de manera correcta en el tribunal federal, despertando la cólera de la jueza que lo sentenció al máximo de 10 años de cárcel.

La jueza de distrito federal Cecilia Altonaga dijo que se sentía perturbada por las “repetidas estafas” del hombre de 46 años, en especial la de $1.8 millones al programa para los ancianos financiado por los contribuyentes, Medicare.

“Me siento muy perturbada por la clara falta de arrepentimiento del acusado”, dijo la jueza, luego que Delgado pidió disculpas pero dijo que él creía que solamente iba a recibir cuatro años.

En julio, Delgado se declaró culpable de conspirar para cometer fraude al sistema de salud y fraude electrónico. Según las pautas de sentencia federales, él podía recibir entre siete y nueve años de cárcel, pero Altonaga fue más allá en su dictamen, lamentando que no pudiera ser deportado a Cuba después de completar su condena.

Los problemas de Delgado empezaron en 1997 cuando fue acusado de “patrocinador financiero” de una pandilla de narcotraficantes que cambiaban armas de fuego por cocaína, según documentos judiciales federales. Su fianza fue revocada antes del juicio el año siguiente porque un juez concluyó que él había orquestado el intento de asesinato de un informante confidencial que había regresado a Cuba.

Otro acusado en el caso de narcotráfico testificó que Delgado dijo que iba a pagarle $50,000 a alguien en Cuba para que matara al informante, según la fiscalía. El informante fue asaltado con violencia, pero no murió y regresó a Estados Unidos.

“Él puede sacudir la cabeza y decir que eso no tuvo lugar pero [el juez] concluyó que eso era lo bastante creíble como para revocar su fianza”, dijo el fiscal federal adjunto Dan Bernstein, quien llamó la atención sobre el pasado criminal de Delgado porque afectaba su sentencia en el caso actual de fraude.

El abogado de Delgado, Stephen Rosen, se mostró en desacuerdo, diciendo que “no había pruebas de que él hubiera hecho semejante cosa”.

“El argumento de la fiscalía está algo viciado”, agregó.

Después de ser hallado culpable en el caso de narcotráfico, Delgado cumplió una condena de nueve años y salió de la cárcel sin un centavo.

Pero eso no le impidió en el 2007 engañar a Countrywide para que le diera un préstamo de $494,000 sobre su casa de Miami, luego que él alegó falsamente que ganaba un sueldo mensual de $13,760 como director conductual de Medical & Psychiatric Health Group.

Para el 2010, Delgado había encontrado una manera nueva de hacer dinero fácil en los fraudes al Medicare en Miami.

Sin poner su nombre en registro corporativo alguno, Delgado adquirió dos agencias de atención médica a domicilio e instaló falsos dueños para evitar ser detectado por las autoridades.

En lugar de contratar a enfermeros para atender pacientes verdaderos, Delgado robó los números de identificación de médicos y pacientes enrolados en la red de Medicare para presentar reclamaciones falsas, según su acuerdo extrajudicial.

Sus dos negocios con licencia de Medicare, Loyal Home Health y Loving Nursing, facturaron $4.1 millones en supuestos servicios y recaudó ingresos de $1.8 millones en 2010-11, de acuerdo con su acuerdo extrajudicial.

Uno de los falsos dueños fue atrapado y procesado por fraude al sistema de salud, y luego empezó a cooperar con la fiscalía federal en contra de Delgado y sus socios.

El miércoles, la jueza concluyó que Delgado era el “autor intelectual” del fraude al Medicare del grupo. Pero Delgado expresó desacuerdo con la evaluación de su papel hecha por la jueza. “Yo me declaré culpable de lo que yo era culpable”, dijo, “pero no de ser el jefe ni nada de eso”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio