Policía de Hialeah acusado por venta ilegal de armas

12/15/2012 5:00 AM

12/15/2012 4:20 PM

Las autoridades federales acusaron a un policía de Hialeah y a su esposa de comprar y vender ilegalmente cientos de armas de fuego en un sitio en la internet y durante decenas de exposiciones, entre el 2005 y el 2012.

Rafael Oscar Valdés, de 42 años, y su esposa Tammy Lynn Valdés, de 45, fueron arrestados el jueves en un caso investigado por el Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF).

Los Valdés no tenían las licencias federales para vender o comprar armas de fuego, según la acusación de un gran jurado de West Palm Beach. Sin embargo, la pareja vendió al menos 100 armas de fuego a personas en 44 estados a través de la internet. Además, asistieron más de 40 exposiciones de armas en diferentes ciudades de la Florida, donde compraron más de 400 armas y vendieron otras 500.

“También vendieron nueve armas de fuego a agentes encubiertos, solicitaron la compra de armas de fuego de agentes encubiertos, y ofrecieron conseguir armas de fuego a los agentes encubiertos”, según la acusación presentada el jueves.

Rafael Valdés ha sido un policía en Hialeah desde 1996. Su esposa fue policía en West Miami del 2004 al 2008. Luego fue policía en la comunidad de Golden Beach hasta el 2009.

Carl Zogby, un vocero del Departamento de Policía de Hialeah, dijo que los cargos contra Rafael Valdes no están relacionados con su cargo oficial. Dijo que el Departamento se enteró de la investigación del ATF el 7 julio, y que ha cooperado desde entonces.

“El agente Valdés fue inmediatamente separado de sus poderes policiales y asignado a un cargo administrativo, como una precaución y en cumplimiento con las normas del Departamento”, dijo Zogby en el comunicado de prensa.

Agregó que Valdés fue suspendido el jueves tras el arresto.

Aparte del cargo de venta ilegal de armas, las autoridades también acusan a Rafael Valdés de hacer declaraciones falsas en conexión con las compras de tres componentes de armas de fuego.

“Dijo que era el verdadero comprador [de estos componentes] cuando en realidad él estaba adquiriendo los componentes para otras personas”, según indicó un comunicado de prensa de la Fiscalía.

El subfiscal federal Adam McMichael está procesando el caso. Aparte del ATF, una variedad de agencias federales colaboraron en la investigación. Además, los departamentos de policía de Miami Dade, Miami Beach, Miami, Virginia Gardens, Hialeah y la Florida ayudaron en el caso.

Los Valdés comparecerán por primera vez ante un juez federal en West Palm Beach el 11 de enero. El cargo de vender armas sin una licencia conlleva una posible condena de hasta cinco años en la prisión y una multa de $250,000. Además, si Rafael Valdés es hallado culpable de mentir sobre las transacciones, podría ser condenado a otros 10 años en la prisión y una multa adicional de $250,000.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio