La mayoría de víctimas tenían 6 años de edad

12/16/2012 5:00 AM

12/16/2012 5:26 PM

Dieciséis de los veinte niños asesinados el viernes en la escuela Sandy Hook de la localidad de Newtown, en Connecticut, tenían 6 años de edad, según la lista de las víctimas del tiroteo divulgada el sábado por las autoridades.

Los cuatro niños restantes tenían 7 años. Inicialmente, se había dicho que los pequeños asesinados en el tiroteo indiscriminado en la escuela primaria Sandy Hook tenían entre 5 y 10 años.

La lista de los niños fallecidos es la siguiente: Charlotte Bacon (6 años); Daniel Barden (7); Olivia Engel (6); Josephine Gay (7); Ana M. Márquez-Greene (6); Dylan Hockley (6); Madeleine F. Hsu (6), Catherine V. Hubbard (6), Chase Kowalski (7); Jesse Lewis (6), James Mattioli (6), Grace McDonnell (7), Emilie Parker (6), Jack Pinto (6), Noah Pozner (6), Caroline Previdi (6), Jessica Rekos (6), Avielle Richman (6), Benjamin Wheeler (6) y Allison N. Wyatt (6).

Los adultos fallecidos fueron identificados como las maestra Rachel Davino (29), Anne Marie Murphy (52), Lauren Russeau (30) y Victoria Soto (27), la psicóloga del plantel educacional Mary Scherlach (56) y la directora del centro, Dawn Hochsprung (47).

El padre de la niña Emilie Parker, Robbie Parker, señaló a la prensa, entre lágrimas, su agradecimiento por las muestras de apoyo recibidas de todo el país y, a su vez, envió su solidaridad a las demás familias, incluyendo a la del atacante. “No puedo imaginar lo duro que tiene que ser para ustedes”, señaló.

Amplió que su hija “era brillante, creativa y muy cariñosa” y añadió que tiene otras hijas pequeñas. Recordó sollozando que la última conversación con Emilie fue en portugués, una lengua que estaba aprendiendo la pequeña.

Entretanto, la familia de la niña Ana M. Márquez-Greene, de 6 años, ascendencia puertorriqueña y una de las víctimas de la masacre de Connecticut, se había mudado a Estados Unidos apenas dos meses antes de la tragedia, indicaron parientes en Puerto Rico, informó la Associated Press.

Los padres de Ana M. Márquez-Greene se mudaron de Canadá a Connecticut y matricularon a la menor en la escuela primaria Sandy Hook debido a la buena reputación del colegio, declaró la abuela de la niña, Elba Márquez, a la Associated Press el viernes por la noche.

“Buscaron la mejor escuela para su hija, la mejor”, subrayó Márquez, quien agregó que ella los había visitado para el Día de Acción de Gracias, el último jueves de noviembre.

La mujer señaló que la familia se mudó al área porque la madre de Ana había sido contratada para impartir cursos en una universidad de la región.

“Era un lugar hermoso, simplemente hermoso”, comentó Elba Márquez. “Lo que sucedió no coincide con el lugar donde viven”.

Jorge Márquez, hermano de Elba y alcalde del pueblo de Maunabo, en Puerto Rico, afirmó que Ana tenía un hermano de 9 años que se hallaba en la escuela en el momento del tiroteo.

“El estaba en otra aula”, aseguró.

La familia viajó de Puerto Rico a Connecticut el lunes por la mañana para acudir al funeral de la niña.

Angel Márquez Pérez, sobrino de Elba, declaró que la niña nació en Estados Unidos y el año pasado había visitado por primera vez Puerto Rico, donde pasó Navidad y Año Nuevo con sus parientes.

“La pasaron muy bien”, indicó Angel Márquez, de 71 años. “Somos el tipo de familia que busca pasar un buen rato”. El autor de los disparos, Adam Lanza, de 20 años, usó un rifle semiautomático Bushmaster .223 para cometer la matanza, a la que llevó también dos pistolas semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer.

Las tres armas estaban registradas a nombre de su madre, Nancy, quien fue asesinada por su hijo en su propia casa antes de dirigirse a la escuela para perpetrar la masacre.

Según algunos residentes en la ciudad, Nancy Lanza, llevaba a sus hijos a prácticas de tiro. Su otro hijo, Ryan Lanza, vive en Hoboken, Nueva Jersey, y según las autoridades no está relacionado con el ataque.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio