Obama en Newtown: 'No están solos en su dolor'

12/17/2012 3:17 AM

12/22/2012 8:47 AM

El presidente Barack Obama habló en nombre de una nación sumida en el dolor, pero la masacre de todos esos niños y niñas lo dejó, como a tantos otros, en busca de palabras. En la tribuna después del peor día de su presidencia, el mandatario era un padre en actitud de duelo.

“Soy muy consciente de que las simples palabras no pueden igualar la profundidad de su dolor, ni pueden curar sus corazones heridos”, declaró Obama durante una vigilia nocturna en la atribulada comunidad de Newtown, Connecticut “Sólo puedo esperar que les ayude el saber que no están solos en su dolor”.

La masacre de 26 niños y adultos en la escuela primaria Sandy Hook, el viernes, provocó horror en todo el mundo, reflexión profunda en Estados Unidos, un nuevo debate político sobre el control de armas y preguntas acerca de qué llevó al atacante a cometer tal masacre.

También dejó a un Presidente recién reelecto esforzándose abiertamente por encontrar mayores respuestas. Obama indicó que en las próximas semanas usaría “todo el poder de este cargo” para colaborar con profesionales de la policía y de salud mental, padres y educadores, en un esfuerzo para evitar más tragedias como la de Newtown.

“¿Se puede decir que estamos realmente haciendo lo suficiente para dar a todos los niños de este país la oportunidad que se merecen de vivir sus vidas con felicidad y con sentido? He estado reflexionando sobre esto en los últimos días”, declaró Obama, sombrío y firme, mientras alguien de la audiencia sollozaba.

“Si somos honestos con nosotros mismos, la respuesta es no. Y vamos a tener que cambiar”.

El Presidente prometió encabezar un esfuerzo nacional, pero no dejó claro en qué consistiría, y en qué medida abordaría el explosivo tema del control de armas.

“¿Qué otra opción tenemos?”, preguntó Obama. “¿Estamos realmente preparados para decir que somos impotentes frente a esta masacre, que la política es demasiado difícil?”

Mientras Obama leía algunos de los nombres de las víctimas en sus comentarios iniciales, varias personas se desplomaron emocionalmente y sus sollozos se oían en toda la sala.

Cerró su intervención leyendo lentamente los nombres de cada una de las 26 víctimas.

“Dios los ha llamado a todos a casa. Que todos los que permanecemos aquí, podamos encontrar la fuerza para seguir adelante y hacer que nuestro país sea digno de su memoria”, indicó.

Para Obama, que está terminado su cuarto año en el cargo, fue otra triste visita a otra comunidad que no puede aún creer lo que ha sucedido. El deber del Presidente es estar allí, para escuchar y consolar, para ofrecer ayuda, aunque la única cosa a su alcance sea un abrazo.

Todas las víctimas murieron por múltiples disparos de fusil hechos de cerca.

En total fueron 27 víctimas en Newtown: seis adultos y 20 niños y niñas que perecieron en la escuela, además de la madre del atacante, que fue asesinada en su casa.

Durante la vigilia, los niños portaban osos y perros de peluche. Los más pequeños estaban sobre el regazo de sus padres.

Hubo lágrimas y abrazos, pero también sonrisas y brazos apretados. Mezclado con la incredulidad, había un sentido de una comunidad que se reconocía a sí misma. Un hombre dijo que era menos triste, más familiar. Algunos niños conversaban con sus amigos. Los adultos se abrazaban unos a otros en señal de apoyo.

El Presidente se reunió primero en privado con las familias de las víctimas y con el personal de emergencia que respondió a los disparos. Esa reunión se celebró en la Escuela Secundaria Newton, el lugar donde tuvo lugar la vigilia religiosa del domingo por la noche, a una milla y media de donde ocurrió el tiroteo.

“Estamos a mitad de camino entre el dolor y la esperanza”, dijo Curt Brantl, cuya hija de cuarto grado estaba en la biblioteca de la escuela primaria cuando ocurrió la balacera. La menor salió ilesa.

La policía y los bomberos recibieron abrazos y ovaciones de pie cuando entraron. Lo mismo pasó con Obama.

“Necesitábamos esto”, indicó el reverendo Matt Crebbin, ministro principal de la Iglesia Congregacional de Newton. “Necesitábamos estar juntos en esta habitación Necesitábamos estar juntos para mostrar que estamos juntos y unidos”.

Los disparos reiniciaron un debate en Washington sobre lo que los políticos pueden hacer sobre el control de las armas u otra medida. Obama pidió el viernes que los líderes se pongan de acuerdo en una “acción significativa” para prevenir las muertes.

La tragedia hundió en el luto a la pintoresca ciudad de Nueva Inglaterra de 27,000 habitantes.

“Sé que Newtown saldrá adelante, que no caerá ante actos de violencia”, afirmó Patricia Llodra. “Es un momento definitorio para nuestra ciudad, pero no nos define”.

Un funcionario de la Casa Blanca indicó que Obama escribió casi todo el discurso. El Presidente trabajó con el escritor de discursos presidenciales Cody Keenan, quien ayudó a Obama a escribir el año pasado su discurso después que un tiroteo en Tucson, Arizona, dejó seis muertos y 13 heridos, incluyendo a la representante Gabby Giffords.

Justo este último invierno, Obama fue a Aurora, Colorado, para visitar a las víctimas y familiares después de un tiroteo en un cine en el suburbio de Denver, que dejó 12 muertos.

En noviembre del 2009, Obama viajó a Fort Hood, Texas, para hablar en un acto en honor de 13 miembros de las fuerzas armadas que fueron asesinados por otro soldado.

Después del tiroteo en Colorado en julio, la Casa Blanca dejó en claro que Obama no propondría nuevas restricciones de armas en un año electoral y amplió que el Presidente favorecía un mejor cumplimiento de las leyes existentes.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio