Menos cuentapropistas de los esperados por el gobierno cubano

12/23/2012 5:00 AM

12/23/2012 11:36 PM

El número de cubanos que han pasado a las filas del “cuentapropismo” cerrará el año 2012 con aproximadamente 400,000 empleados privados, según el diario oficial Juventud Rebelde. La cifra, en opinión de especialistas y expertos independientes, es menor que las proyecciones iniciales del gobierno de Raúl Castro y sus asesores económicos.

El diario indicó también que el 64 por ciento de los adscritos al trabajo por cuenta propia se concentran en las provincias de Villa Clara, Holguín y Santiago de Cuba así como en La Habana y Matanzas.

En octubre del 2010 Cuba abrió las compuertas a la creación de pequeñas empresas privadas y servicios en más de 178 categorías para estimular la economía nacional y hacer frente a una prolongada crisis interna.

De este grupo de empleos, las autoridades adelantaron que en 83 categorías se permitirá la contratación de asalariados que no sean parientes ni vivan con el titular. La orden fue interpretada como un intento aparente de acelerar los esfuerzos de creación de nuevos empleos para los 1.3 millones de empleados públicos que se planea despedir en el mediano plazo.

Alrededor del 66 por ciento de los más de 187,000 cuentapropistas que se registraron en la primera etapa son personas que no trabajaban y 17 por ciento corresponden a aquellos cuyos puestos fueron cerrados o prefirieron cambiar de empleo. El resto son jubilados, de acuerdo con cifras del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

El gobierno de Raúl Castro se propone eliminar medio millón de empleos públicos de forma progresiva en el 2015. Hasta el momento ya ha suprimido 140,000 puestos estatales a los que se sumarán otros 110,000, según informó el oficialista Granma. La actualización incluye la apertura al capital extranjero.

En el proceso de actualización al menos 87 por ciento de los trabajadores del sector privado cubano se ha incorporado en el último año a la Central de Trabajadores de la isla (CTC). A fines del 2010 la CTC aprobó la política de “sindicalización” de los cuentapropistas.

Recientemente, varios expertos reunidos en el sur de la Florida concluyeron que Cuba enfrenta una situación económica extremadamente difícil pese a las reformas de Castro para dinamizar el aparato productivo.

El jueves, el gobernante cubano clausuró la Asamblea Nacional del Poder Popular. Subrayó que las reformas económicas impulsadas para activar la economía de la isla y dotar de mayor campo de acción a las diferentes fuerzas “avanzan” en la dirección correcta.

“Valoramos que la actualización del modelo económico cubano marcha con paso seguro y se empieza a adentrar en cuestiones de mayor alcance, complejidad y profundidad”, dijo Castro.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio