Bin Laden sobornó a un funcionario para poder construir su casa en Pakistán

12/26/2012 9:04 AM

12/27/2012 12:00 AM

El líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, sobornó a un registrador de la propiedad paquistaní para poder construir el fortín de Abbottabad, en el norte de Pakistán, donde permaneció hasta su muerte, informó hoy el medio local “The News”.

Bin Laden pagó 50.000 rupias (unos 513 dólares) al procurador de la propiedad, según relató al medio paquistaní una fuente oficial sin identificar, que precisó que los datos sobre la transacción se hallaban detallados en el diario del líder de Al Qaeda.

Tras la muerte de Bin Laden a manos de un comando de EEUU en mayo de 2011 fueron encontrados en la residencia de Abbottabad unos “137.000 documentos” y, aunque las unidades de elite estadounidenses se hicieron con gran parte de ese material, olvidaron el diario.

Fue entonces cuando las fuerzas de seguridad paquistaníes encontraron la libreta de anotaciones del líder de la organización terrorista y, al traducirla, descubrieron la existencia del soborno.

“El procurador de la propiedad (que fue interrogado) desconocía por completo que quien le estaba sobornando era Osama Bin Laden”, aseguró la fuente a “The News”.

Las autoridades paquistaníes derribaron el pasado febrero el edificio, de tres plantas y rodeado de campos de cultivo, que se hallaba situado en el barrio de Bilal en la ciudad de Abbottabad, a unas tres horas en coche de la capital paquistaní.

Fuentes oficiales valoraron en aproximadamente un millón de dólares ese recinto triangular, que contaba con un huerto y una parte trasera y desde el cual se podía divisar la principal academia de cadetes de Pakistán, Kakul.

Osama Bin Laden vivía junto a varias esposas y una decena de menores, muchos de ellos hijos suyos.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio