Repatrían a 26 cubanos que intentaban llegar a EE.UU. por mar en Navidad

12/28/2012 1:54 PM

12/30/2012 12:20 AM

Los guardacostas estadounidenses repatriaron hoy a 26 cubanos que trataron de acceder por mar a territorio estadounidense de manera ilegal durante los días de Nochebuena y Navidad.

La Guardia Costera estadounidense detalló que fueron trasladados este viernes desde Cayo Vizcaíno, en Florida, hasta la Bahía de Cabaña, en Cuba.

Ocho de ellos viajaban el pasado 24 de diciembre en una rústica embarcación que partió de las costas cubanas de Mariel y que no llegó a territorio estadounidense porque fue interceptada antes por las autoridades estadounidenses.

Ese mismo día, otro grupo de guardacostas detectó a otros seis cubanos cerca ya de la costa de Marathon, en los cayos de Florida, y que viajaban también en una embarcación muy rudimentaria.

Al día siguiente, el día de Navidad, se localizó a doce más cerca de las costas de Cayo Hueso, en el extremo sur de los cayos de Florida.

“Los migrantes que tratan de acceder ilegalmente a EE.UU. por la costa a menudo viajan en embarcaciones peligrosamente sobrecargadas y mal equipadas”, explicó hoy el capitán del Séptimo Distrito de la Guardia Costera Brendan McPherson.

En un comunicado añadió que “la gente que viaja en esas embarcaciones arriesgan extremadamente sus vidas”, por lo que la Guardia Costera y otras agencias con las que trabaja seguirán patrullando para “rescatar y repatriar a los migrantes indocumentados que se echan al mar”.

En EE.UU. rige la ley conocida como “pies secos, pies mojados”, por la que permiten quedarse en el país a todos los cubanos que logren tocar tierra estadounidense, aunque lo hagan de forma ilegal, y pasado un año pueden solicitar el permiso de residencia permanente.

En cambio, las autoridades repatrían a quienes son interceptados antes de llegar a territorio nacional.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio