Esperanza Aguirre pide 'investigación internacional' sobre muerte de Payá

01/01/2013 5:59 PM

10/25/2013 10:48 PM

La presidenta del gubernamental Partido Popular (PP) de Madrid, Esperanza Aguirre, pidió hoy una “investigación internacional” sobre la muerte del opositor cubano Oswaldo Payá, fallecido en el accidente de tráfico ocurrido en Cuba con el coche que conducía el militante del PP Ángel Carromero.

Aguirre hizo estas declaraciones a la prensa tras visitar a Carromero, dirigente de Nuevas Generaciones del PP, en la prisión de Segovia, a unos 50 kilómetros de Madrid, donde permanece desde su llegada a España el pasado 29 de diciembre desde Cuba.

La Justicia cubana sentenció a Carromero a cuatro años de cárcel por la muerte de Payá y del también opositor Harold Cepero en el accidente ocurrido el pasado 21 de julio, pero le permitió volver a España para cumplir aquí su sentencia.

Aguirre dijo que encontró a Carromero “muy tocado” y expresó su deseo de que pueda pasar enseguida al tercer grado carcelario, en régimen abierto, además de insistir en que no se trata de un delincuente.

Después de permanecer más de una hora en el interior del centro, la que fue presidenta de la comunidad de Madrid declaró que Carromero “ha sido condenado por la dictadura comunista cubana” y afirmó que no reconoce justicia ninguna en la isla de Cuba, cuyo régimen político calificó de “tiranía, que hoy cumple 54 años de estar oprimiendo a todo un pueblo”.

“Lo que pasa es que hemos tenido que aceptar la sentencia para que (Ángel) pisara tierra española”, añadió.

Carromero aseguró a Aguirre que hablará cuando salga de la cárcel, aunque le ha autorizado a decir que, hasta el día 14 de noviembre, sólo pudo salir de su celda cubana una vez cada quince días.

Aguirre se refirió a “lo que tuvo que sufrir (Carromero) en Bayamo, a 750 kilómetros de La Habana, donde estuvo con una vía, una sedación, como le quieran llamar, yo digo torturado, durante 14 días nada menos”.

Y opinó que “la muerte de Oswaldo Payá, el opositor número uno a la dictadura castrista, candidato al Premio Nobel, no puede quedar sin investigación ni contradicción, porque la defensa no ha podido acceder a pruebas ni testigos, ni tener justicia contradictoria”.

Por eso confió en que “esta muerte tenga una investigación internacional como se merece, cuando acaben estos 54 años de tiranía”.

Después de reconocer que Carromero viajaba en una misión de apoyo a los disidentes cubanos, promovida por la Liga Juvenil de la Democracia Cristiana sueca, de la que ella no tenía conocimiento pero sí en Nuevas Generaciones, Aguirre se mostró convencida de que éste saldrá en tercer grado.

Aguirre opinó que es fácil la concesión del régimen abierto a Carromero porque tiene trabajo en el Ayuntamiento Madrid, vida familiar establecida, domicilio conocido, la familia de las personas que han fallecido no reclaman indemnización y el delito no es doloso.

Además, añadió que en el supuesto de que el accidente se debiera a una imprudencia y no se dé por buena la versión de la viuda de Payá de que les perseguían otros vehículos, en España la pena no llega a dos años de prisión, que suele sustituirse por trabajos para la comunidad.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio