Denuncian récord de detenciones en Cuba en el 2012

01/04/2013 12:24 AM

01/04/2013 6:00 AM

Agentes cubanos de seguridad realizaron el año pasado una cifra récord de 6,602 detenciones a corto plazo de disidentes pacíficos, mientras el número de presos políticos en la isla creció en unos 30, dijo el jueves el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez Santa Cruz.

La cifra de 6,602 detenciones confirmadas en el 2012 se compara con las 4,123 en el 2011 y las 2,074 en el 2010, de acuerdo con un informe de fin de año de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que preside Sánchez.

Sánchez informó por separado que el número de presos políticos, que había caído a unos 40 después que el gobernante Raúl Castro liberó a más de 120 durante el período 2010-2011, se elevó de nuevo este año con los juicios y condenas de unos 30 cubanos por cargos políticos.

El aumento de la represión, dijo Sánchez, es el resultado de la creciente oposición entre los cubanos a un gobierno que prácticamente ha estrangulado la economía y los derechos humanos durante más de medio siglo de gobierno comunista.

“El régimen ha acumulado un desastre descomunal, y el descontento popular aumenta por días”, dijo telefónicamente Sánchez a El Nuevo Herald desde La Habana. “Tiene una sola respuesta: represión pura y dura”.

En la ausencia de cambios significativos, agregó el informe de fin de año, “se pronostica que durante el año 2013 la situación de derechos civiles y políticos, y otros derechos fundamentales, continuará empeorando en Cuba”.

“El modelo totalitario de partido-estado continúa intacto, al tiempo que el régimen sigue perfeccionando y aumentando el tamaño de sus poderosas maquinarias de represión y propaganda que, como parte de una enorme burocracia, resultan una carga insoportable y ruinosa para la república”.

La Comisión de Sánchez, que es técnicamente ilegal pero es tolerada por el gobierno, también destacó en su informe de fin de año que los promedios mensuales de las detenciones a corto plazo aumentaron de 172 en el 2010, a 343 en el 2011 y 550 el año pasado.

La gran mayoría de las 12,800 detenciones en el período 2010-2012 –usualmente de unas pocas horas y diseñadas para hostigar a los disidentes o alejarlos de las actividades de oposición– también violaron requerimientos legales como órdenes judiciales y notificaciones a los parientes, alegó la Comisión.

La Comisión y otros activistas de derechos humanos “continúan reclamando al gobierno de Cuba que reconozca y respete las normas de derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales consagrados en diversas declaraciones e instrumentos internacionales”, agregó.

Unos 1,160 de los arrestos a corto plazo en el 2012 se llevaron a cabo en marzo, principalmente para impedir que los disidentes asistieran a misas y otros eventos católicos durante la visita de tres días del Papa Benedicto XVI a la isla.

Entre 200 y 250 arrestos reportados el mes pasado fueron con la intención de bloquear los eventos del 10 de diciembre por el Día Internacional de los Derechos Humanos.

El Departamento de Estado de EEUU condenó rápidamente las detenciones de diciembre al decir que estaba “profundamente preocupado por el repetido uso de las detenciones arbitrarias y la violencia por parte del gobierno cubano para silenciar a los críticos, impedir las reuniones pacíficas e intimidar a la sociedad civil independiente”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio