New Articles

enero 4, 2013

Cambio de líderes en la escuela de medicina de la UM

En medio de la irritación de la facultad por los drásticos recortes de presupuesto, la Universidad de Miami anunció que Jack Lord, el ejecutivo número dos en la Escuela de Medicina Miller, “deja el cargo”.

En medio de la irritación de la facultad por los drásticos recortes de presupuesto, la Universidad de Miami anunció que Jack Lord, el ejecutivo número dos en la Escuela de Medicina Miller, “deja el cargo”.

El cambio, anunciado por el decano Pascal Goldschmidt, ocurre mientras circula una petición entre los titulares de la escuela de medicina que expresa su falta de confianza tanto en Goldschmidt como en Lord.

En una declaración del jueves, Goldschmidt defendió el desempeño de su administración: “El año pasado teníamos muchos problemas desafiantes que arreglar, al igual que muchas escuelas médicas en EEUU. Gracias al liderazgo de Jack Lord y el duro trabajo de todos en la Escuela Miller, hicimos frente a esos desafíos y arreglamos financieramente las cosas”.

El anuncio ocurre luego de un año tumultuoso en el que la escuela de medicina sufrió una severa crisis financiera y sus dirigentes respondieron con un ajuste mayor que incluyó los despidos durante la primavera pasada de más de 900 empleados a tiempo completo y parcial – acciones que enojaron a muchos profesores.

En una carta enviada el miércoles a la facultad, Goldschmidt insistió en que los problemas se habían arreglado.

Goldschmidt le dio crédito a Lord por ayudar a mejorar las finanzas de la escuela de medicina, que mostraron un superávit de unos $9 millones durante los primeros seis meses del presente año fiscal – comparados con la pérdida de $24 millones en los primeros seis meses del anterior año fiscal.

Lord, un medico que fue un ejecutivo en Humana, se hizo jefe de operaciones en marzo pasado, cuando comenzaron los planes de reestructuración. El será sustituido temporalmente por Joe Natoli, principal directivo financiero de UM. La reestructuración continuó el jueves, cuando la escuela de medicina también anunció que Sheri Keitz, la principal directiva de derechos humanos durante las decisiones de despido, fue asignada a otros deberes.

Muchos miembros de la facultad, que han pasado décadas en la escuela de medicina sin ver despidos masivos, estaban enojados de que los recortes se hicieron sin consultar con ellos. Un informe del comité del senado de la facultad dijo que los profesores de la escuela de medicina describieron los despidos como “poco profesionales”, “torpes” e “insensibles”.

El informe alegó que la agitación interna ha hecho que algunos miembros de la facultad consideren irse y que el “temor es generalizado”. También citó a empleados que han sufrido represalias por criticar a la administración.

La UM no respondió el jueves a una solicitud para un comentario sobre el informe. En mayo pasado, la presidenta Donna Shalala, una veterana administradora en varias universidades, dijo que la facultad se quejaba a menudo cuando se necesitaban hacer cambios difíciles.

El profesor asociado Sam Terilli, jefe del comité que escribió el informe interno a finales de agosto, dijo la semana pasada que se prepara un informe de seguimiento, pero agregó que es demasiado pronto para dar detalles sobre lo que diría.

Mientras tanto, varias fuentes enviaron a The Herald una copia de la petición que circula entre los miembros de la escuela, quienes “desean expresar, en los términos más fuertes posibles, la preocupación que sentimos por el futuro de nuestra escuela de medicina”. La petición culpó al “fallido liderazgo de Pascal Goldschmidt y Jack Lord. Deseamos dejar en claro que la facultad ha perdido confianza en la capacidad de estos hombres para dirigir la escuela”.

Contenido Relacionado

Comentarios

Videos

Videos destacados