Por primera vez en la sección Wish Book: tres lectores ofrecen donar sus riñones

01/07/2013 12:45 AM

01/08/2013 1:24 AM

Cuando Zelanda Larragoity fue nominada para el Wish Book de The Miami Herald, la solicitud parecía sencilla: tarjetas de gasolina y alimentos para que ella pudiera cuidar a su padre de 76 años de edad, diagnosticado con demencia. Su madre murió hace tres años de cáncer del pulmón.

Larragoity, de 46 años, no ha podido trabajar desde el 2010, cuando los médicos descubrieron que sus riñones no funcionaban. Tres veces a la semana se le conecta a una máquina que limpia su sangre de toxinas – una experiencia agotadora. Su cheque por discapacidad y los ingresos de la Seguridad Social del padre deben cubrir la hipoteca, medicinas, alimentos y los servicios públicos.

Cuando ella le dijo a la reportera de The Miami Herald Carli Teproff que lo que realmente deseaba era volver a trabajar en un banco para poder cuidar de su padre sin ayuda, surgió la gran historia: lo que realmente necesitaba Larragoity era un nuevo y saludable riñón.

¿Pero quién se ofrece a donar un riñón a un extraño después de leer una historia en un diario?

Aparentemente, al menos tres personas lo hicieron.

El Hospital Jackson Memorial, donde Larragoity ha estado en la lista de espera desde julio del 2011, analiza los candidatos para determinar si hay alguno apropiado antes de que se pueda considerar la cirugía.

“La intención y la buena voluntad están allá de que haya o no uno apropiado”, dijo el viernes Larragoity. “Si no me sirve a mí, quizás le podría servir a otro. Ya gané con saber que las personas se preocupan así”.

Esa historia, y otras, son poderosos recordatorios del bien que existe allá afuera. El año pasado, los lectores del Wish Book, que lleva 31 años en The Herald, sorprendieron a los organizadores al ofrecer tres trabajos a personas que los necesitaban. Esta fue una primera ocasión, dijo la coordinadora del Wish Book, Roberta DiPietro.

También lo fueron las donaciones de riñones.

“Tenemos que ver si hay alguno apropiado, pero el hecho de que las personas llamen para donar riñones es extraordinario”, dijo DiPietro. “La generosidad ha sido enorme, [en medio de] las elecciones y las tragedias de Connecticut. Que nuestros lectores aún se impresionen con las historias locales es alentador. Y aún tenemos tiempo”.

Las donaciones al Wish Book se pueden hacer hasta febrero.

Otra historia alentadora involucra a Layla Paul, una niña que nació con un defecto en el corazón. Cuando el Wish Book presentó su historia en diciembre, ella y su familia esperaban un transplante de corazón que le salvara la vida en el Hospital Infantil Joe DiMaggio en Hollywood.

El 21 de diciembre, después de exactamente seis meses en la lista de espera, Layla recibió lo que su madre llama su “corazón milagroso”.

“Al encaminarnos a las festividades, fue un envío de Dios”, dijo Kevin Paul, el padre de Layla, un marino estacionado en Tampa que visita todos los fines de semana a su familia en el hospital. “Muy oportuno”.

Desde que Layla recibió su transplante, Paul dice que ha habido una efusión de apoyo en una página de Facebook creada por la madre de Layla, Amena Khan.

“Cuando salieron las noticias de su corazón, su página de Facebook se inundó”, dijo Paul. “Cuando comenzó por primera vez, ella tenía 1,200 seguidores. Ahora tiene más de 4,000. Las personas envían apoyo y oraciones en masa”.

Layla ha tenido algunas complicaciones y se encuentra aún en el hospital. Pero su familia mantiene altas sus esperanzas.

“¡La casa nos llama!” escribió el miércoles Khan.

Y así son los lectores. Wish Book trabaja con unas 650 familias. Hasta la fecha, se han donado unos $252,000 en efectivo, junto con otros regalos como autos, muebles, ortodoncias para dos personas, modificaciones de casas y equipo especializado.

“Una de las cosas formidables es que las personas han donado servicios”, dijo DiPietro, al destacar que las cifras están alrededor de un 10 por ciento por debajo del ritmo del año pasado en este momento – una caída que ella atribuye al trágico tiroteo del mes pasado en la Escuela Primaria Sandy Hook en Connecticut, que atrajo la atención nacional.

Sin embargo, abundan los puntos brillantes en la serie de este año.

Tomemos el caso de Moise Brutus.

El simpático muchacho de 22 años quedó como un triple amputado después de sobrevivir a un accidente de motocicleta en el 2010 que le costó sus dos piernas y su mano izquierda. Los agentes de Miramar que ayudaron a rescatarlo después del accidente en el Turnpike quedaron prendados con el resistente y positivo joven. El Departamento de Policía de Miramar nominó a Brutus para el Wish Book.

La meta de Brutus es competir en ciclismo en los Paralímpicos de Verano del 2016 en Brasil. El monta en bicicleta hasta 30 millas durante seis días a la semana, mientras asiste entre semana al Miami Dade College para obtener un título en química.

“El realmente le ha mostrado a todos que sin importar las discapacidades que puedas tener, necesitas continuar esforzándote y no permitir que algo se te interponga en tu camino”, dijo Tania Rues, portavoz del Departamento de Policía de Miramar.

Después de leer su historia, un donante anónimo le compró a Brutus un auto Suzuki Kizahi plateado que tiene controles que Brutus puede operar con sus extremidades artificiales. Para ayudarlo a continuar su entrenamiento, Mack Cycle, de South Miami, le donó una nueva bicicleta y un supervisor del corazón.

“Esto ha sido una verdadera bendición”, dijo Rues. “Lo que hizo su donación para él fue no sólo ayudarlo un día, sino todos los días de su vida. Todos damos por garantizado lo que un vehículo nos da pero, para él, no sólo es necesario para la escuela, sino para continuar su entrenamiento y alcanzar sus metas de participar en los Paralímpicos. Esto ha cambiado su vida. Moise está tan agradecido de lo que todos han hecho él”.

Los redactores de The Miami Herald David Smiley y Carli Teproff contribuyeron a esta historia. Siga a @HowardCohen en Twitter.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio