Disidencia cubana cree que reforma migratoria es limitada y puede abrir éxodo legal

01/12/2013 4:47 PM

10/12/2013 8:23 AM

La flexibilización migratoria que entrará en vigor este lunes en Cuba es un paso “positivo” pero “tardío” y “limitado”, que puede abrir un “éxodo legal” en la isla, opinaron el sáabado disidentes consultados en La Habana.

La medida impulsada por el mandatario Raúl Castro elimina trámites y exigencias como el llamado “permiso de salida” y la “carta de invitación” que durante décadas restringieron los viajes de los cubanos, quienes podrían ser protagonistas ahora de un “éxodo legal”, según opositores.

“En cierta medida va a ser como preparar un éxodo legal () Yo creo que va a haber una cantidad tremenda de gente que se querrá ir”, dijo el sábado el economista independiente Óscar Espinosa Chepe, exprisionero del “Grupo de los 75”.

Para Espinosa, la nueva reforma migratoria ha sido “un movimiento fundamental del Gobierno ante la presión” y “frustración” que hay en la isla.

Su opinión es que facilitará la salida de personas con capacidad de trabajar y enviar remesas a Cuba, y además permitirá enfrentar el “fracaso” del proceso de reducción de plantillas estatales impulsado por Castro, pues el número de esos empleados que se ha insertado en el sector privado, como planeaba el Gobierno, no ha sido el esperado.

Pero Espinosa consideró que los efectos colaterales serán “nocivos”: “Se va a agudizar la situación del envejecimiento, se irán más los jóvenes () se va a profundizar el proceso de capitalización humana que hace rato está vigente en Cuba”.

Según el opositor Manuel Cuesta Morúa, del grupo Arco Progresista, el Gobierno “está organizando una huida ordenada y legal de muchos ciudadanos que han estado deseando salir del país” pero “es una liberalización que no se encadena bien con las reformas que necesita el país”.

“Eso desafortunadamente descapitalizará más a Cuba. La mayoría serán jóvenes y obviamente con alguna preparación. Se da la paradoja de que el reconocimiento de un derecho, tardíamente, no ayudará a lo que necesitamos más los cubanos, que es un proyecto de país que desde el interior integre todas las fuerzas e ideas”, afirmó.

También subrayó que la reforma migratoria es “limitada” porque le seguirá dando al Gobierno un “poder discrecional” para otorgar el pasaporte a determinados grupos “vitales” -como funcionarios, científicos o deportistas- y a ello se suma la “lista oscura” de seguridad nacional que incluirá a los disidentes.

En ese sentido, Cuesta Morúa adelantó que este año ha sido invitado al evento de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) en EEUU y podrá comprobar si el Gobierno cubano le permite salir del país y el consecuente alcance de la reforma.

Con similar expectativa se mantiene la bloguera crítica cubana Yoani Sánchez, que en los últimos cinco años dice haber recibido 20 negativas del Gobierno a otorgarle el permiso para viajar.

“A partir del lunes, estaré en la lista de los que pueden viajar? O en la de quienes no pueden viajar? Oscilo entre esperanza y escepticismo”, escribió Sánchez en su cuenta de la red social Twitter en internet.

Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, precisó wl sábado que, más allá de la reforma, el Gobierno “sigue violando la libertad de movimiento”, al referirse a cubanos del interior del país “deportados” desde La Habana a sus provincias.

Sánchez aseveró que Cuba “tiene uno de los potenciales migratorios más altos del mundo” y estimó que “millones de cubanos sueñan con marcharse”.

De acuerdo con datos oficiales, entre los años 2000 y 2012 viajaron fuera de Cuba por motivos particulares 941,953 personas, de las que 120,275 no regresaron a la isla.

Del total de viajeros, 156,068 eran graduados universitarios y de ellos el 10 por ciento no volvió a Cuba, cifras que para las autoridades confirman que la gran mayoría de los cubanos que viajan al exterior regresan al país.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio