La Habana sufre primer brote de cólera desde 1883

01/16/2013 2:53 AM

10/12/2013 8:23 AM

La opositora y economista independiente Martha Beatriz Roque dijo haber visto escuelas temporalmente clausuradas por un brote de cólera en Cerro, un populoso municipio en La Habana, cerca de la Plaza de la Revolución y donde está enclavado el emblemático Estadio Latinoamericano.

A la entrada de los edificios públicos y establecimientos comerciales hay puestos para desinfectarse las manos y los zapatos. La venta de comida ambulatoria está prohibida. Los vecinos del lugar han estado recibiendo hasta tres pastillas de Doxiciclina, un poderoso antibiótico para frenar el riesgo de propagación.

Por primera vez en 130 años, las autoridades cubanas confirmaron la aparición de un brote de cólera en varios municipios de la capital de la isla. El brote ha afectado al menos a 51 personas.

“A partir del domingo 6 de enero el sistema de vigilancia clínico epidemiológico detectó un incremento de las enfermedades diarreicas agudas en el municipio Cerro y posteriormente en otros municipios de la capital”, según un comunicado del Ministerio de Salud Pública publicado el martes en el diario oficial Granma.

La nota oficial no mencionó que hubiera decesos atribuibles al brote más reciente de la enfermedad y aseguró que la situación se encuentra “en fase de extinción”, pero fuentes independientes informaron de dos muertos.

“La transmisión se generó por un expendedor de alimentos, portador asintomático de la enfermedad, adquirida durante los brotes informados con anterioridad en otras regiones del país”, agregó el comunicado.

El gobierno no mencionó los otros municipios afectados. Tampoco hizo anuncios en televisión sobre la enfermedad, presumiblemente para no afectar el mercado turístico.

Sin embargo fuentes de la disidencia y activistas pacíficos han reportado numerosos casos fuera de control, incluso en el municipio de Playa, donde se ubican muchas de las embajadas extranjeras en Cuba. Estas fuentes aseguraron que la crisis del cólera ha provocado al menos dos muertos en la capital.

“La cierto es que la gente está muy temerosa debido a lo que está pasando”, dijo Roque en una entrevista telefónica a El Nuevo Herald. “Pero las autoridades se sacuden los problemas y ahora le están echando la culpa a un cuentapropista. Esto es inconcebible”.

A mediados de diciembre, Mario Echevarria, un periodista independiente de Hablemos Press, una agencia disidente de noticias en Cuba, ya había informado sobre decenas de nuevos casos de enfermos de cólera en La Habana. Los detalles dieron cuenta de un estado de alerta en barrios como Jesús María y Belén, en la Habana Vieja. La alerta supuestamente se estableció tras una inspección casa por casa.

El deterioro de la situación sanitaria alcanzó niveles preocupantes a mediados del año pasado cuando se reportaron oficialmente tres muertos y 417 casos de personas infectadas en la zona oriental de la isla. En ese momento funcionarios del gobierno tardaron un mes para reconocer la aparición la enfermedad. Poco después anunciaron apresuradamente que la crisis sanitaria estaba controlada.

El brote de cólera coincide con la temporada alta de turismo, que se inicia en diciembre y finaliza en abril. La ola de visitantes atrae a miles de canadienses, europeos y latinoamericanos. Casi tres millones de turistas visitaron la isla en el 2012, según fuentes oficiales.

Los rumores sobre la existencia de un brote masivo de cólera en el municipio de Cerro circulaban hace semanas. Testimonios recogidos por corresponsales extranjeros aseguraron que médicos y enfermeras han visitado recientemente casas y lugares de trabajo para repartir antibióticos. Otros reportes también han informado sobre la proliferación de malaria y dengue en varias regiones de la isla.

“Nos dieron tres pastillas de Doxiciclina para tomar, pero no nos decían más nada”, dijo un ama de casa a un periodista de la agencia AFP. “Les pregunté si era por el cólera y se echaron a reír, pero no nos dijeron nada”.

El cólera es una enfermedad que se presenta con un cuadro de diarrea intensa, vómitos y náuseas que provocan la deshidratación de la persona en cuestión de unas horas. Puede causar la muerte si el paciente no recibe atención y sueros hidratantes.

La popular bloguera Yoani Sánchez criticó la lentitud de las autoridades para informar sobre la crisis de salud y la propagación del cólera en la capital. En su cuenta de Twitter dijo que la población cubana está en riesgo debido al secretismo de las autoridades.

“Según la nota oficial el brote de cólera se detectó en la Habana el 6 de enero y han demorado hasta hoy para decirlo, poniéndonos en riesgo”, comentó Sánchez. “Cuando ya era imposible seguir ocultándolo el MINSAP reconoce la existencia del cólera en La Habana: 51 casos, pero no habla de fallecidos”, agregó.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio