El cubano Collado se siente en Miami como en la Meca

01/22/2013 12:56 AM

01/22/2013 4:58 AM

Sin quitarse el polvo del camino, Alexei Collado ya entrena a todo tren en Miami.

Apodado “El Huracán’’, Collado sumó más de 200 combates amateurs en Cuba y más allá de su título mundial juvenil, quedó subtitular en los torneos nacionales de la isla, sólo superado por el más experimentado Andry Laffita. Debutó como profesional en octubre del 2008 y sus triunfos más importantes han sido contra el ex campeón del orbe de la Federación Internacional (FIB), el venezolano Félix Machado y un hombre con rodaje como Christian Faccio.

El habanero (15-0, 14 KO) forma parte, junto a Ismaikel Pérez y Luis García, de un grupo de campeones mundiales juveniles -en el torneo del 2006 en Marruecos- que ha desarrollado toda su carrera profesional en Irlanda y el Reino Unido, pero que todavía no acaba de dar el gran salto mediático y deportivo en el pugilismo.

Ahora, de la mano del promotor Henry Rivalta y la compañía Adquinity Sports, espera el cambio.

¿Cómo han sido tus primeras experiencias en Estados Unidos?

“Muy buenas. Nunca había encontrado un equipo de entrenamiento como este que tengo ahora, pero sobre todo no quepo dentro de la ropa al poderme reencontrar con mi familia, mis hermanos que no veía desde hacía cuatro años. Ahora tengo más fuerzas que nunca para seguir entrenando’’.

¿Cómo es que llegas a Irlanda?

“En el 2008 decidí marcharme de manera ilegal de Cuba. Un buen día me dijeron que si quería irme y no lo pensé dos veces. Me puse en contacto con un mánager en Irlanda y para allí fui a hacer carrera. Uno va a donde pueda y le hagan un espacio’’.

¿Qué me dices de la vida allá?

“No puedo quejarme. Es un país tranquilo, la gente es callada, y en general buena, pero siempre estuve claro de que si quería triunfar debía venir al país donde el boxeo es más fuerte. A la Meca’’.

¿Cuál sería la ruta a seguir?

“Trataré de buscar un título del mundo. Espero que mi carrera despegue de manera definitiva. Ahora mismo estoy en 122 libras, pero la idea es subir a 126. El 22 de febrero espero debutar. No sé todavía mi rival, pero sí estoy seguro de que voy a triunfar’’.

Tras ganar un mundial juvenil, imagino que eras una gran esperanza olímpica en Cuba.

“Sin duda, de hecho me tenían en los planes para Londres 2012. Fui campeón con Pedro Roque, quien ahora es el director del equipo olímpico de Estados Unidos, y con mi entrenador directo Maikro Romero. El panorama parecía alentador para mí, pero yo quería otra cosa’’.

¿Y no te arrepientes?

“No, es el paso perfecto para mi futuro y ayudar a mi familia’’.

¿Te sientes a gusto en Miami?

“Esto es Cuba. Me adapté al frío, pero volver a experimentar este calor natural y humano es una experiencia reconfortante. Eso no tiene precio’’.

¿Qué hicieron tus familiares cuando te vieron?

“Estuvimos de fiesta tres días sin parar’’.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio