Alcalde de Hialeah Gardens amarra reelección

01/30/2013 2:51 AM

01/30/2013 12:28 PM

Sin sudar ni gastar un solo centavo de los cerca de $70,000 que había recolectado en contribuciones de campaña, el alcalde de Hialeah Gardens, Yioset de la Cruz, será reelecto en marzo de forma automática al no registrarse ningún rival contra su candidatura.

De la Cruz, un abogado de 39 años que llegó a la alcaldía en julio del 2000, dijo que carece de contrincantes porque su administración ha sido eficiente y ha logrado lavarle la imagen a una ciudad que vivía acostumbrada a los escándalos políticos.

“Que no tenga competidores no quiere decir que yo sea mejor o peor, sino que el pueblo me está apoyando”, dijo De la Cruz a El Nuevo Herald. “Creo que contamos con una amplia aceptación del trabajo que hacemos”.

Junto con De La Cruz también fueron reelectos los concejales Rolando Piña y Jorge Gutiérrez, quienes tampoco tuvieron retadores. Los tres juramentarán el martes 5 de marzo.

El alcalde-administrador, quien maneja un presupuesto municipal de unos $24 millones, sostuvo que la reelección sin oposición se debe fundamentalmente al balance positivo de sus más de 12 años de gestión, etapa en la cual ha estabilizado las finanzas de la Ciudad al punto de mantener reservas por $5 millones.

Durante ese periodo, la administración de De la Cruz ha construido edificios de gobierno municipal, la moderna sede de la policía, centros comunitarios, parques, piscinas, pistas y veredas, entre otras obras que benefician a una ciudad de 21,000 habitantes, la mayoría de clase trabajadora.

“Antes Hialeah Gardens estaba marcada por las malas noticias”, dijo de la Cruz, de origen cubano. “Eso felizmente ha cambiado y ahora nadie se postula en contra porque no hay un tema en que puedan atacar a la administración”.

En el 2009, De la Cruz obtuvo la victoria electoral con un contundente 92 por ciento de los votos sobre su entonces retador Anthony Pilla.

Para este nuevo período municipal, De la Cruz dijo que su prioridad será el desarrollo urbana de un área de 370 acres recientemente anexada al oeste de Hialeah Gardens.

La inversión municipal de unos $12 millones en la implementación de redes de agua y alcantarillado, pistas y veredas busca atraer inversiones privadas superiores a los $100 millones. Un ejemplo es la construcción de la nueva sede de Liebherr, una millonaria corporación de origen suizo especializada en la fabricación de equipos pesados para la industria de la construcción y la extracción petrolera.

Los trabajos de desarrollo urbano en esta zona se realizan con maquinaria municipal propia. Desde que De la Cruz asumió su gestión, una de sus prioridades fue fortalecer el Departamento de Obras Públicas con la adquisición de aplanadoras, palas mecánicas y camiones, entre otros equipos por alrededor de $20 millones.

“Este equipamiento ha sido clave para hacer obras en nuestra ciudad”, indicó De la Cruz. “Con esta maquinaria propia nos estamos ahorrando dinero que luego invertimos en más proyectos públicos”.

Con un salario anual de unos $160,000 – que incluye sueldo y beneficios por compensación de gastos--, De la Cruz enfatizó que sus finanzas personales son transparentes.

“Trato de no usar dinero cash para ser bien transparente”, dijo De la Cruz. “Yo no he invertido con Felipito, ni con nadie”.

Felipito es como popularmente llaman a Luis Felipe Pérez, un joyero de Hialeah que purga una condena de 10 años en una prisión federal por montar un fraude piramidal que terminó involucrando a varios políticos y empresarios de Miami-Dade, que invertían con la expectativa de recibir altos intereses. Entre ellos el actual alcalde y el ex alcalde Hialeah, Carlos Hernández y Julio Robaina, respectivamente. Ambos han declarado haber sido víctimas de Felipito.

Según registros públicos, De la Cruz posee dos propiedades, ambas en Hialeah Gardens: un townhouse de dos dormitorios que adquirió en 1995 – cinco años antes de convertirse en alcalde--, valorizada en poco más de $60,000; y una casa de cuatro dormitorios comprada en el 2001 por $72,500 y actualmente valorizada en cerca de $400,000.

De la Cruz, quien aseguró que su intención no es perpetuarse en el poder, dijo que la posibilidad de una hipotética nueva reelección en el 2017 “será una decisión del pueblo”.

“Cuando uno no está haciendo un buen trabajo la gente no va a votar por ti”, dijo De la Cruz, ex asistente de Raúl Martínez, quien gobernó casi dos décadas en la Ciudad de Hialeah. “Una elección no se gana durante una campaña, sino con el trabajo diario”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio