Sospechan que padre mató a su hijo de 11 años

02/22/2013 12:38 AM

10/12/2013 8:23 AM

Un niño de 11 años murió el jueves tras ser herido de bala, mientras su madre y hermana de 14 años batallaban por sus vidas luego de un trágico tiroteo la noche del miércoles en un tranquilo barrio residencial de Miami.

Las autoridades sospechan que el asesino fue el padre de los jóvenes, Carlos Zúñiga, de 45 años, quien se suicidó luego de los eventos.

Su esposa, Michelle Renee Erickson, de 43 años, y su hija Laura se encuentran en condición crítica en el Centro de Trauma del Hospital Jackson Memorial. El niño, Stefan Zúniga, murió durante la madrugada debido a las heridas recibidas.

Los vecinos de Zúniga no se podían explicar cómo ocurrió la tragedia a una familia que parecía “tan perfecta”.

“Nunca los hemos escuchado pelear. La policía nunca había ido a la casa”, dijo Xavier Cal, quien vive al lado de la familia. “Estoy en shock ”.

El detective William Moreno, del Departamento de Policía de Miami, dijo que la investigación sigue en curso y que no podía ofrecer mayores detalles.

Zúñiga no parece haber tenido antecedentes delictivos. Los registros indican que ha tenido una licencia para portar un arma de fuego en el pasado.

La familia vivía en una pequeña casa amarilla en la SW 24 Street, a pocos metros de la SW 27 Ave. La tragedia alarmó a los vecinos en este barrio, cerca de Shenandoah Park, que por lo general ha sido ajeno a la violencia.

“Es un barrio sumamente tranquilo, no hay problemas aquí”, dijo el alcalde de Miami, Tomás Regalado, quien vive a cinco cuadras de la casa de Zúñiga. “Jamás, en mis 30 años aquí, he visto en el barrio un crimen violento”.

La familia era conocida en el barrio por su negocio de globos aerostáticos. En el patio de su casa tenían dos camiones blancos que anunciaban el negocio bajo la lema “Experimenta la magia del vuelo”. El teléfono del negocio ha sido desconectado.

En el 2011, The Miami Herald publicó un reportaje sobre el curioso negocio de la familia.

Erickson dijo que había empezado Miami Balloon Rides en el 2004 porque no quería ser ama de casa. Con el negocio, tenía flexibilidad y control sobre su calendario, además de experiencias divertidas en los globos aerostáticos.

“La mayoría de gente jamás ha visto uno de estos globos, mucho menos se ha montado en uno”, dijo Erickson en ese entonces.

Una vecina, que no quiso ser identificada, dijo que Zúniga, de origen colombiano, era un ex piloto comercial que abandonó esa carrera para dedicarse al negocio.

“Es una familia muy trabajadora”, dijo otra vecina, que tampoco quiso ser identificada. “Pero parece que el negocio había caído un poco recientemente, porque no salían tanto con sus camiones de los globos”.

El tiroteo empezó poco después de las 9:30 p.m. el miércoles. Vecinos dijeron a El Nuevo Herald que escucharon varios disparos. Luego la mujer salió de la casa, gritando y pidiendo auxilio.

Cal dijo que se acercó a la mujer cuando colapsó en el patio al frente de su casa.

“Estaba tirada en el césped”, recordó Cal. “Luego escuché el último disparo adentro de la casa”.

La policía llegó minutos después, y estableció un perímetro para proteger a los residentes del barrio. Los vecinos observaron cómo sacaron a los pequeños de la casa. Los detectives descubrieron el cuerpo de Zúñiga dentro.

El jueves por la mañana un equipo de limpieza de la compañía Aftermath Services, LLC, llegó a la casa. Un hermano de Zúñiga salió para explicarles sobre la muerte de su sobrino. Cuando se acercó una reportera de El Nuevo Herald, el hombre dijo que no quería hacer comentarios.

Zúñiga y Erickson se casaron en 1998, según registros condales. Los vecinos dijeron que Zúñiga también tiene dos hijos de un matrimonio previo, que ahora son adultos.

Los reporteros de The Miami Herald María LaMagna y David Ovalle contribuyeron a esta información.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio