Cuba continuará en la lista de países que apoyan el terrorismo

02/22/2013 1:59 AM

09/09/2014 9:55 AM

Una información con respecto a que altos funcionarios del Departamento de Estado creen que se debe sacar a Cuba de la lista de Estados Unidos de países que apoyan al terrorismo provocó unas negativas de este departamento y la Casa Blanca.

El periódico Boston Globe dijo que “diplomáticos estadounidense de alto nivel” han concluido que se debe sacar a Cuba de la lista del terrorismo, lo que le permitiría al Secretario de Estado, John Kerry, “retirar un importante obstáculo para restablecer las relaciones” con la isla.

Entrevistas con “altos funcionarios del gobierno y miembros del Congreso indicaron que hay un consenso creciente en los círculos políticos y de inteligencia sobre que ha terminado el apoyo de Cuba a los grupos terroristas”, agregó el Globe .

La información también destacó que Kerry, un demócrata por Massachusetts que desde hace mucho tiempo ha estado a favor de mejorar las relaciones con La Habana, se reunió en días recientes “con funcionarios para revisar la política hacia Cuba”.

Pero el periodico agregó cuidadosamente que funcionarios estadounidenses “enfatizaron que no había habido una evaluación formal que concluyera que se debe sacar a Cuba de la lista del terrorismo”.

Al preguntársele sobre la información, Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado, dijo, “Vi esa información. Déjenme decirles firmemente aquí que es incorrecta. Este departamento no tiene planes en la actualidad para sacar a Cuba de los países que patrocinan el terrorismo”.

“Revisamos esto todos los años, y en el momento actual –cuando se hizo la última revisión en el 2012, no vemos una causa para sacarlos. Obviamente, miraremos de nuevo en ella este año, pero como dije, no tenemos ningún plan en este momento”, agregó.

Por su parte, Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, dijo: “Que yo conozca, no tenemos cambios en nuestro enfoque o política sobre Cuba que anunciar o bajo consideración”.

Los oficiales que deciden las políticas no están hablando ahora sobre Cuba y la lista, pero eso no quiere decir que en algun momento en el futuro no habrá cambios, aseguró un oficial del gobierno informado sobre el tema.

Mauricio Claver-Carone, director del Comité de Acción Política U.S. Cuba Democracy (Democracia EEUU-Cuba) en Washington, dijo que sacar a la isla de la lista sería una “escandalosa” concesión al gobierno comunista.

Claver-Carone escribió en su blog , Capitol Hill Cubans (Cubanos en el Capitolio), que la historia del Globe destaca que la administración de Bush sacó de la lista en el 2008 a Corea del Norte, una ironía “porque aparentemente eso había logrado maravillas en reducir el comportamiento criminal del régimen norcoreano”.

El diario cita a un no identificado “alto funcionario de la administración con conocimiento directo de la política sobre Cuba” quien afirma que “Hay un caso muy claro” de que la isla ya no cumple los estándares para estar en la lista del terrorismo.

El informe del 2012 del Departamento de Estado colocó a Cuba, Irán, Siria y Sudán en la lista. En el caso de Cuba, destacó relaciones de su gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), de Colombia; y Patria Vasca y Libertad (ETA), de España.

No hay indicaciones de que Cuba “suministre armas o entrenamiento paramilitar” a ETA o a las FARC, dijo la información. Pero “miembros actuales y ex miembros de (ETA) siguen residiendo en Cuba Uno de ellos, José Ignacio Echarte, es un fugitivo de la ley española y también se cree que tiene relaciones con las (FARC)”.

“Las informaciones sugieren que el gobierno cubano trata de distanciarse de los miembros de ETA que viven en la isla al emplear tácticas como no suministrarle servicios, incluyendo los documentos de viaje a algunos de ellos”, agregó. “Las informaciones de la prensa indican que el gobierno cubano suministró asistencia médica y política a las FARC”.

Las autoridades en La Habana también “continúan permitiendo residir en Cuba a fugitivos buscados en Estados Unidos y también suministraron apoyo como vivienda, libretas de racionamientos de alimentos y cuidado médico a estos individuos”, de acuerdo con el informe del 2012.

Cuba también tiene “deficiencias estratégicas” cuando se trata de esfuerzos para tomar medidas enérgicas contra el financiamiento del terrorismo y otros tipos de lavado de dinero, agregó el Departamento de Estado.

El gobierno de Castro ha estado en la lista del terrorismo desde que se creó esta en 1982, en gran parte debido a que durante las décadas de 1960 y 1970, Cuba entrenaba y armaba a movimientos guerrilleros de, virtualmente, todos los países latinoamericanos.

La información del Globe ocurre después que una delegación bipartidista del Congreso federal, que incluyó al representante James P. McGovern, demócrata por Massachussetts, regresó el miércoles de Cuba luego de conversaciones con el gobernante Raúl Castro sobre cómo mejorar las relaciones.

McGovern dijo que los funcionarios cubanos están “perturbados” por su inclusión en la lista del terrorismo y presentaron el tema durante las conversaciones, de acuerdo con el Globe .

El principal obstáculo en la actualidad para gestos de la administración de Obama hacia Cuba es la detención de Alan Gross, un ciudadano estadounidense que cumple una sentencia a 15 años de prisión por entregar equipo de comunicaciones a judíos cubanos bajo un programa pro democracia del gobierno de EEUU.

Cuba casi ha ofrecido de manera abierta libertar a Gross a cambio de cinco agentes cubanos de inteligencia hallados culpables en un juicio en Miami. Cuatro cumplen largas sentencias en prisiones de EEUU y uno se encuentra en libertad condicional en el Sur de la Florida.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio