Pedro Román en otro encuentro en La Casona

02/27/2013 12:00 AM

02/27/2013 4:20 PM

Encontrar a un artista como Pedro Román es difícil. Lo mismo canta con voz impresionante, que escribe un musical, que organiza un show

completo.

“Soy muy inquieto”, le dijo Román a Luis de la Paz, quien lo entrevistó en el segundo Encuentro en La Casona , que se celebra mensualmente en el recién inaugurado Miami Hispanic Cultural Arts Center, MHCAC, que fundó y dirige Pedro Pablo Peña.

Román confesó mucho de su vida, sobre su cultura autodidacta, sus experiencias de viajero como cantante de hoteles como el Sheraton, y su fanatismo con la arqueología y la religión.

“Empecé a los tres años de edad en la Corte Suprema del Arte Infantil , con una guayabera que mi mamá confeccionó”, relató Román. “A los 12 años y medio canté Barlovento , con un estilo personal, que es lo más difícil; pero desbarrar con ritmo, como se hace ahora, eso no es música”, comentó.

De muy jovencito tuvo una suerte increíble cuando un scout de la música viajó a Cuba, buscando un sustituto para Mario Lanza, el tenor de moda en las películas de Hollywood. Así fue como Frank Darling se convirtió en su mánager y lo trajo a Las Vegas, ganando un “salariazo” semanal. Pronto se vio en el estadio de Chicago cantando en el show de Danny Thomas. “Aprendí que si te chiflaban era maravilloso”, comentó Román. Regresó a Cuba para un show en el Capri. “Tuve en ese entonces una carrera meteórica, que terminó por causas políticas [las de Cuba]”.

Al llegar a Cayo Hueso en 1960 por Aerovías Q, con $5 en el bolsillo, se acostumbró a una nueva vida, pues había dejado todo lo que había ganado en Las Vegas en pesos cubanos en La Habana. Su mánager, el señor Darling, había muerto. Había que comenzar de cero. Al llegar muchos exiliados del mundo del teatro y la radio, como Federico Piñeiro, Otto Sirgo, Martha CasañasBlanquita Amaro y Alberto Garrido, se reunieron en la escena. El primer teatro cubano que fundaron fue Flagler Theater. La primera obra la escribió el famoso Alvaro de Villa, que se llamó paródicamente Sexilia Valdés . Una de las primeras obras de Román, Hamburgers y Sirenazos , se estrenó cuando la invasión de Playa Girón. “Nunca la he retocado y se sigue reponiendo en el Miami Dade County Auditorium tal como se estrenó”, dijo Román.

Lo que siguió contando fue la historia de esta segunda etapa de su vida, bien conocida de todos, tan famosa como la primera, una larga serie de éxitos, entre ellos la creación de ALBA en 1989, y el Parque Histórico de la Cultura Cubana en el Exilio. Ahora prepara el show Cuba y Puerto Rico en son en el MDCA para el 3 de marzo. Ver www.alba-cultura.com

JAROSLAV ROMANCHUK

Y AYN RAND

¿Qué tienen que decir los líderes de las antiguas repúblicas de la Unión Soviética acerca del cambio hacia la democracia? La respuesta la vino a dar en Miami el excandidato a la presidencia de Bielorrusia en el 2010 y distinguido escritor y economista Jaroslav Romanchuk, presidente del Centro de Investigaciones Científicas Mises en la ciudad de Minsk, con una conferencia sobre La moralidad del capitalismo y Ayn Rand , en la Universidad de Miami, y un simposio preliminar, a invitación de Cuba Corps, que dirige Olga Nodarse Chao.

En este proyecto Cuba Corps tuvo la colaboración de la Asociación Nacional de Educadores Cubanos Americanos, NACAE, y el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano Americanos, ICCAS, en cuya Casa Bacardí de la avenida Brescia se celebraron ambos eventos. El doctor Andy S. Gómez, asociado principal del ICCAS, hizo la presentación y moderó el evento.

Gómez explicó al dar la bienvenida que las reuniones del fin de semana familiarizaron a cubanos recién llegados con el tema de la economía de mercado y la transformación de un estado totalitario a una democracia participativa, tomando como ejemplo los cambios en Bielorrusia.

Romanchuk definió lo que es para él el verdadero significado del capitalismo, a la luz de la filosofía de Ayn Rand. Siendo un economista “libertariano”, destacó la importancia de los derechos individuales, la libre empresa, el gobierno reducido y la libertad económica del

individuo.

Una de las premisas que dictó fue que “mantener o apoyar a los grandes negocios a expensas de los impuestos del pueblo es malo e inmoral, porque mantiene la riqueza de los poderosos”, medidas que, por desgracia, se han tomado recientemente en Estados Unidos. El basó sus palabras en la existencia de “lo bueno y lo malo” de las ideologías en el mundo, explicando que la mentira rige con la mayoría de los políticos, y contrastó las imágenes equivocadas que presentan los enemigos del capitalismo, no solamente los de los sistemas totalitarios, sino aquí mismo en Estados Unidos. “Mienten porque solo quieren vivir bien ellos mismos y no desean el bien para el pueblo”, dijo.

Los enemigos del capitalismo piensan que el sistema es como la canción de Madonna, “soy una chica material en un mundo material”. Sin embargo, la filosofía del capitalismo de Rand incluye el credo de que no se debe vivir a expensas de otros. El destacó la razón de ser de un capitalismo moral y social al mismo tiempo. Para ver y oír su documentada e inspiradora conferencia: http://www.clickeventonline.com/ event/ education/ 130211-Conference Jaroslav Romanchuck.htm • 

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio