Arzobispo responde a huelga de activista cubano Ferrer

04/18/2013 2:45 AM

04/18/2013 4:54 AM

Un día después de que el opositor José Daniel Ferrer García se declaró en huelga de hambre exigiendo la liberación inmediata y sin condicionamientos de varios activistas pacíficos de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibañez, se comprometió a mediar en la crisis, según informes de la disidencia interna.

A comienzos de esta semana Ferrer y una treintena de sus seguidores se concentraron en el céntrico Parque Céspedes y la Catedral de Santiago, en el oriente de la isla. Los manifestantes reclaman especial atención al caso del activista Luis Enrique Lozada y Yuniel Remón, músico y colaborador de UNPACU.

Ferrer dijo que ambos fueron interceptados y detenidos hace 21 días sin que hasta el momento se presenten cargos.

“La UNPACU continuará luchando contra este cáncer producto de más de medio siglo de comunismo”, dijo Ferrer refiriéndose a la política de cero tolerancia del gobierno de los hermanos Castro que ha reforzado la vigilancia sobre las filas de la oposición.

Los ayunos generalmente se prolongan durante varios días. Incluso pueden llegar hasta las últimas consecuencias y provocar la muerte por la ausencia de medicamentos y atención especializada. Dos huelguistas cubanos, Orlando Zapata Tamayo y Wilman Villar, murieron trágicamente debido a la falta de respuesta e interés de las autoridades. La comunidad internacional reaccionó con una lluvia de condenas.

Zapata murió el 23 de febrero del 2010 en la prisión de Kilo 7, en la provincia de Camagüey. Su deceso, al cabo de 85 días en que se le prohibió tomar agua, generó una ola de repulsa sin precedentes. Fue interpretado internacionalmente como un ejemplo del trato ofrecido a la oposición pacífica.

Villar falleció en enero del año pasado al cabo de una penosa agonía y ayuno de 50 días. Cuando ya era demasiado tarde y su salud no respondía, fue trasladado de emergencia al Hospital Juan Bruno Zayas, en Santiago de Cuba. Había contraído una pulmonía tras ser lanzado a una celda de castigo con una constante temperatura helada.

Como portavoz de la UNPACU, Ferrer está en coordinación permanente con otros activistas pacíficos y grupos independientes de la sociedad civil.

Ferrer ha sido detenido en numerosas ocasiones. Hace unos meses fue liberado tras permanecer detenido 36 horas en una celda de castigo. En esa ocasión Ferrer, de 41 años, fue arrestado sorpresivamente por las autoridades cubanas en Holguín cuando se dirigía a La Habana.

Las críticas de Ferrer y su agrupación sobre el estado de las libertades en Cuba coinciden con reportes independientes sobre una ola indiscriminada de detenciones y amenazas. Así el número de presos políticos en Cuba se duplicó a 90 en los últimos nueve meses. El incremento se registró a pesar de la preferencia del gobierno por detenciones “a corto plazo” como manera de controlar la disidencia y sus movimientos.

Alrededor de 30 de los nuevos presos políticos reportados son líderes y miembros de la UNPACU, grupo disidente que ha conseguido una presencia sorprendentemente activa en la zona oriental desde su creación a mediados del 2011.

“Toda la UNPACU irá a las protestas si arrestan y golpean a los 30 del parque Céspedes”, declaró Ferrer.

Siga a Juan Carlos Chavez en Twitter:@Pressroad

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio