Human Rights Watch pide detener el desarrollo de los “robots asesinos”

05/28/2013 9:08 AM

05/30/2013 12:50 AM

La organización no gubernamental para la defensa de los derechos humanos Human Rights Watch pidió hoy a todos los países que detengan el desarrollo de armas robóticas totalmente autónomas, conocidas como “robots asesinos”.

Este tipo de armas, una vez programadas por una persona, pueden seleccionar, atacar y matar a sus objetivos, civiles o militares, sin la intervención del ser humano.

“Es posible detener el avance del armamento totalmente autónomo antes de que se transgredan límites morales y legales, pero sólo si empezamos a trazar la línea ahora”, aseguró en rueda de prensa el director de armas de Human Rights Watch y fundador de la Campaña para Detener los Robots Asesinos, Steve Goose.

El próximo 29 de mayo se debatirá ante la vigésimo tercera sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se celebra en Ginebra, el informe preparado por el relator especial de las Naciones Unidas para las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Christof Heyns, sobre estas armas letales autónomas.

“El texto de la ONU establece de forma clara que es necesario poner límites a las armas totalmente autónomas o los civiles pagarán las consecuencias en el futuro. Los Estados Unidos y todos los demás países deberían apoyar la petición de las Naciones Unidas para detener cualquier plan de robots asesinos”, señaló Goose.

Tras el debate, el Consejo decidirá cómo actuar ante las recomendaciones incluidas en el informe, entre las que se encuentran la moratoria inmediata de este tipo de armas y trabajar en un acuerdo internacional en esta materia.

El documento que será presentado por Heyns reconoce que este tipo de robots aún no han sido completamente desarrollados para su uso sin la intervención del hombre, pero cita una lista de armas robóticas con distintos grados de autonomía y carácter letal que son empleadas por Estados Unidos, Israel, Corea del Sur y el Reino Unidos.

“Otras naciones con alta tecnología en el terreno militar, como China o Rusia, también se están moviendo hacia sistemas que podrían otorgar autonomía plena a las máquinas durante el combate”, añadió la ONG.

“No queremos parar el desarrollo de la tecnología. Queremos tener la determinación explícita de que esta tecnología no será utilizada como un arma totalmente autónoma”, aclaró Goose.

Human Rights Watch es el principal coordinador de la Campaña para Detener a los Robots Asesinos, una coalición internacional de grupos de la sociedad civil que está trabajando en la prohibición de este tipo de armas y que pretende promover un tratado a nivel internacional, además de leyes nacionales y otras medidas.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio