Catalina, ingresada en la maternidad

07/22/2013 5:05 AM

07/22/2013 11:26 AM

Catalina, duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, ingresó este lunes en el hospital St Mary de Londres para dar a luz a su primer hijo, que será el tercero en la línea de sucesión al trono británico.

“Su alteza real, la duquesa de Cambridge, ingresó esta mañana 1/8 lunes 3/8 en el hospital St Mary” de Londres hacia las 06H00 (05H00 GMT), “cuando mostraba las primeras señales de que se había puesto de parto”, anunció el palacio de Kensington, la secretaría de la joven pareja, rompiendo semanas de silencio.

“La duquesa llegó en coche desde el palacio de Kensington 1/8 la residencia londinense de la pareja 3/8 hasta el ala Lindo del hospital St Mary en compañía del duque de Cambridge”, su esposo, agregó el comunicado. “El parto se desarrolla normalmente”, según el palacio.

El parto podría ser rápido o durar hasta 48 horas, señaló la prensa británica, que no olvida que este lunes hay luna llena, lo que al parecer es propicio para los nacimientos.

La pareja no sabe si se trata de una niña o de un niño, dijo el palacio. Pero independientemente del sexo, el bebé podrá reinar un día, debido al cambio reciente de las reglas de sucesión que todavía deben ser ratificadas por varios países de la Commonwealth.

Este nacimiento suscita un inmenso interés en la prensa del mundo entero, que aguarda desde hace tres semanas delante del hospital, a la espera de la feliz noticia. El palacio se había limitado a indicar que el nacimiento se produciría a mediados de julio.

En las últimas tres semanas no ha habido ningún comentario oficial, alegando respeto al derecho a la vida privada de la joven pareja y del bebé.

A pesar de la vigilancia periodística, las cámaras que filman casi las 24 horas los movimientos frente al hospital se perdieron la llegada de Catalina el lunes por la mañana y fue un fotógrafo el que dio la alerta al ver entrar subrepticiamente a la pareja.

La duquesa dará a luz en la misma maternidad en que nacieron los príncipes Guillermo y Enrique, los hijos de Diana de Gales, su difunta suegra.

Guillermo, que quiere ser un padre normal, ya dijo que quería estar al lado de su esposa durante el parto. El príncipe, de 31 años, es piloto de helicópteros de la Fuerza Aérea británica, y ha previsto tomarse dos semanas de permiso de paternidad, como le autoriza la ley.

Para el parto, Catalina, que también tiene 31 años, estará rodeada de un equipo de grandes especialistas, entre ellos el actual ginecólogo de la reina, Alan Farthing, y su predecesor Marcus Setchell.

Setchell llevaba de guardia varias semanas a la espera de este acontecimiento. Dispone de una escolta policial para ir lo más rápido posible a ver a Catalina en el hospital, según la prensa.

El anuncio del nacimiento seguirá un protocolo estricto.

Los primeros en ser informados serán la reina Isabel II y los padres de Catalina. Pero la primera señal de que el bebé ha llegado al mundo será la salida de la maternidad de un agente con una carta, que irá bajo escolta policial hasta el palacio de Buckingham, la residencia londinense de la reina.

La carta, un parte de los médicos reales con la hora del nacimiento del bebé, así como su sexo y su peso, será colocada en un caballete en la corte de Buckingham, el mismo que fue utilizado para el nacimiento de Guillermo. Esta vez el palacio también publicará un comunicado y colocará la información en las redes sociales Twitter y Facebook.

El nombre del bebé no se sabrá hasta pasados unos días. Los británicos tuvieron que esperar una semana para conocer el de Guillermo y un mes para el de Enrique.

Por su parte, los corredores de apuestas creen que si es niña se llamará Alejandra.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio