Disidente cubano anuncia campaña para cambio constitucional

02/19/2014 2:11 PM

02/19/2014 2:12 PM

El disidente cubano Manuel Custa Morúa anunció este miércoles el inicio de una campaña, con apoyo de grupos en la isla y el exterior, para promover un cambio constitucional que permita democratizar el país.

“La naturaleza del poder es más importante cambiarla antes de cambiar a los que ostentan el poder”, declaró Cuesta Morúa, que indicó que él mismo coordinará esta campaña, bautizada como “Hoja de ruta: hacia el cambio constitucional”.

La cruzada prevé lograr un “consenso” entre tres corrientes entre los opositores: los que buscan restaurar la constitución de 1940, los que quieren reformar la carta socialista en vigor desde 1976 y los que promueven un “nuevo constitucionalismo”, según explicó en conferencia de prensa.

La campaña, que comprende a grupos opositores en la isla y el exterior, busca tomar fuerza a partir de mayo, con actividades en Cuba, Estados Unidos (Miami y Nueva Jersey), Puerto Rico y España, explicó.

Según las leyes cubanas, se puede solicitar al Parlamento que considere una reforma constitucional con el respaldo de las firmas legalmente acreditadas de 10,000 ciudadanos.

“Miles de ciudadanos han firmado el llamado por una constituyente en Cuba, acercándonos así a la cifra legal mínima necesaria”, afirmó Cuesta Morúa.

En mayo de 2002, el opositor Movimiento Cristiano Liberación, que encabezaba Oswaldo Payá (fallecido en 2012), presentó una iniciativa similar denominada “Proyecto Varela”, que fue rechazada por el Parlamento.

En respuesta, el Parlamento cubano aprobó una modificación constitucional que consagró al régimen socialista como “irrevocable”.

“El Proyecto Varela fue en otro momento. Ahora creemos que hay mejores condiciones para que la ciudadanía responda con una cifra crítica respaldando una iniciativa como ésta”, dijo Cuesta Morúa.

“Este es ya otro país sociológico, hay una tierra de nadie política en términos de legitimación”, indicó.

El disidente descalificó las reformas del presidente Raúl Castro y afirmó que “ya no hay esperanzas de que una reforma real satisfaga a la mayoría”.

El gobierno cubano no reconoce legalmente a la oposición y califica a sus activistas de “mercenarios” de Estados Unidos, pues asegura que reciben financiamiento de Washington.

Cuesta Morúa admitió que su campaña “va a ser apoyada política, social y financieramente por organizaciones no gubernamentales extranjeras”, pero afirmó que no hay ningún gobierno que la financie.

“La legitimidad de una propuesta no depende de quien la apoya, sino de dónde se origina y ésta es una propuesta 100% cubana”, expresó.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio