La Unión Europea y Cuba en la mesa de diálogo

04/30/2014 12:00 AM

04/29/2014 10:10 PM

La Unión Europea (UE) y Cuba se sentaron a la mesa de negociaciones el martes, buscando suscribir un “acuerdo de diálogo político y cooperación”, que deje atrás el conflicto sobre los derechos humanos.

Un acuerdo con la UE sería particularmente positivo para Cuba, que soporta un embargo económico de Estados Unidos desde 1962, pues le daría “mayor espacio” internacional ante el incierto futuro de la ayuda de Venezuela, estiman analistas.

Esta primera ronda de negociaciones comenzó sobre las 3:00 p.m. encabezada por el director general para las Américas del Servicio Exterior de la UE, Christian Leffler, y por el vicecanciller cubano, Abelardo Moreno. También participa el embajador de la UE en La Habana, Herman Portocarrero.

Esta ronda inaugural, que culminará el miércoles, está enfocada en “establecer modalidades y hoja de ruta para las negociaciones” y después seguirán reuniones alternadas en Bruselas y La Habana, dijeron fuentes europeas.

“La negociación del acuerdo de cooperación y diálogo con la Unión Europea sirve a las prioridades de la política exterior cubana a largo plazo en la búsqueda de una mayor autonomía, a través de la diversificación de socios”, dijo a la AFP el analista Arturo López-Levy, de la Universidad de Denver (Colorado, EEUU).

“Un acuerdo con Europa le daría a Cuba mayor espacio para su relación con Venezuela, donde elementos de inestabilidad pueden obligar al gobierno del presidente Nicolás Maduro a incumplir algunos compromisos de colaboración”, agregó.

El jefe de la delegación europea ofrecerá una rueda de prensa el miércoles, al término de la ronda, para dar su evaluación del inicio de las negociaciones, que pueden durar “uno o dos años”, según un responsable europeo.

Los disidentes cubanos están divididos sobre la conveniencia de estas negociaciones.

La exdiplomática Miriam Leiva -viuda del economista opositor Oscar Espinosa Chepe y una de las fundadoras de las Damas de Blanco en 2003- piensa que un acuerdo tendría “repercusiones positivas” para el pueblo cubano, pero el activista Elizardo Sánchez las mira con “escepticismo”.

“Las negociaciones de la UE con el gobierno de Cuba brindan la posibilidad de un diálogo sobre amplios temas, desde la colaboración económica y comercial hasta los derechos humanos, con repercusiones positivas para nuestro país y en particular para nuestro pueblo, si se lograra que el gobierno cubano de pasos progresistas”, dijo Leiva a la AFP.

Sánchez -que dirige la Comisión Cubana de Derechos Humanos, tolerada por el gobierno comunista- declaró: “no puedo ocultar nuestro escepticismo sobre el desenlace de estas conversaciones”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio