Economista cubano Carmelo Mesa-Lago, nominado a premio Príncipe de Asturias

05/05/2014 5:07 AM

05/05/2014 12:03 PM

El economista cubano Carmelo Mesa-Lago figura entre los nominados al Premio Príncipe de Asturias 2014 en la categoría de Ciencias Sociales.

La nominación está fundamentada en tres requisitos exigidos para otorgar el premio: “máxima ejemplaridad de la obra o aportación de reconocida trascendencia internacional”; “contribución relevante a las Ciencias Sociales” y “en beneficio de la Humanidad”.

El economista fue nominado en el año 2008 y en el 2009 quedó entre los finalistas.

Con una trayectoria de más de medio siglo, al académico de 80 años se le debe la fundación de la revista Cuban Studies y más de 400 libros y artículos relacionados con la economía de Cuba y temas de seguridad y protección social en América Latina, el Caribe y otros continentes.

“El hecho de ser nominado ya es un honor por tratarse del premio de Ciencias Sociales más prestigioso de Europa”, expresó Mesa-Lago a el Nuevo Herald desde su residencia de Pittsburgh, tras señalar que “no existe un Nobel en Ciencias Sociales, aunque sí en Economía, ni un premio similar en Estados Unidos”.

“Es una categoría que incluye economía, ciencias políticas, sociología, historia, antropología, arqueología y derecho”, explicó Mesa-Lago. “Pero también abarca lingüística, filosofía y ética; de manera que uno no sólo compite en su disciplina, sino que está compitiendo entre muchos candidados del mundo entero en diversas disciplinas, por lo que resulta muy difícil ganar”.

La candidatura de Mesa-Lago está avalada por la Universidad de Pittsburgh, la Sociedad Internacional de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, con sede en Ginebra, y el Instituto Max Planck de Derecho y Política Social, de Munich.

“Hay más de 300 cartas de instituciones y personalidades prestigiosas apoyando mi canditura”, dijo el economista, que espera el veredicto el 15 de mayo.

Los Premios Príncipe de Asturias son entregados por Su Alteza Real, Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias, en una ceremonia que se celebra en Oviedo, capital del Principado de Asturias, en la segunda quincena de octubre. Su objetivo primordial es contribuir a la exaltación y promoción de valores científicos, culturales y humanísticos del patrimonio universal.

Mesa-Lago se graduó de Derecho en la Universidad en La Habana (1956) y obtuvo un doctorado en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y un diploma de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (1958).

Tras salir de Cuba, rumbo a España, “el 13 de junio de 1961”, y establecerse en Estados Unidos, en 1962, hizo una Maestría en Economía en la Universidad de Miami (1965) y un doctorado en Relaciones Laborales y Seguridad Social en la Universidad de Cornell (1968).

Mesa-Lago ejerció la docencia en la Universidad de Pittsburgh –de donde es Profesor Emérito–, Universidad Internacional de la Florida (FIU), Universidad de Miami y Universidad de Tulane. En Europa, fue profesor en la Universidad de Oxford, el Instituto Ortega y Gasset y la Universidad de Salamanca. Y pese a que se retiró de las aulas en el año 2000, todavía investiga, dicta conferencias y hace asesorías internacionales.

“Cuando me jubilé, doné mis libros a la Universidad de Pittsburgh y FIU. Sin embargo, en mis archivos quedaban miles de files acumulados desde 1967, en los que se podían encontrar cartas de varios premios Nobel de economía”, recordó Mesa-Lago, que pasa los inviernos en su casa de Miami Beach con su esposa, Elena Gross, madre de sus hijas y abuela de dos nietos, con quien se casó en 1966. “Empecé a leer los papeles que conservaba y terminé por deshacerme de ellos. Lo que provocó que mis amigos me catalogaran de loco. Pero eso me salvó de escribir mis memorias”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio