Una falsa Yoani Sánchez intenta suplantar a bloguera en internet

02/25/2011 4:01 AM

09/09/2014 8:22 AM

Los tweets enviados por una tal Yoani "Sanches'' eran extraños, en nada parecidos a las acerbas y habituales críticas al gobierno cubano en el popular blog Generación Y.

"La revolución continúa'', dijo un tweet. Otro agregaba: "Ahora resulta que reunirse pa... hacer contrarrevolución está prohibido. Jeje. Mientras me paguen sigo''.

Fue sólo después de otro tweet pidiendo "dinero para conectarme a internet'' que la real Yoani Sánchez -- con z, no con s -- alertó a sus más de 100,000 seguidores en Twitter.

"El perfil falso mío en Twitter ... lleva mi foto y pide recarga para el móvil. ¡Todo mentira!'', dijo Sánchez en un mensaje.

Sánchez también alertó que tweeters pro gubernamentales están usando el hashtag (clave para buscador) #OZT -- Orlando Zapata Tamayo -- para insultar al preso político, convertido en un ícono de la lucha de los derechos humanos en Cuba tras morir hace un año al cabo de una huelga de hambre para reclamar mejores condiciones carcelarias.

Así que, ¿quién es Sanches con una s? Eso no se sabe, pero puede haber muchos que claramente vean a la blogosfera independiente como una amenaza para el gobierno de Raúl Castro.

"Uno siempre tiene que sospechar del gobierno, pero también pueden ser sus más encarnizados partidarios'', dijo Reynaldo Escobar, un autor, bloguero independiente y esposo de la real Sánchez.

El 4 de febrero, un video filtrado en internet mostró a un experto en computación de los servicios cubanos de inteligencia que daba una conferencia sobre los peligros presentados por blogueros como Sánchez y jóvenes exiliados en contacto con sus contrapartes en la isla.

Cinco días después, el gobierno dejó atónitos a Sánchez y a otros blogueros independientes cuando desbloqueó el acceso desde dentro de Cuba a su blog Generación Y y otros 40 sitios de internet, habitualmente críticos del sistema comunista.

Algunos de los tweets enviados el miércoles por la falsa Yoani repitieron mensajes de la Sánchez real, aparentemente en un intento para fortalecer la ficción de que eran enviados por la laureada bloguera de La Habana.

Sin embargo, uno tenía un enlace al video filtrado. El conferencista fue eventualmente identificado como Eduardo Fontes, un oficial de contrainteligencia en el Ministerio del Interior que tiene la cuenta de Twitter llamada Tatofontes.

Tatofontes atacó el miércoles a Sánchez y a la especulación de que el aniversario de la muerte de Zapata Tamayo podría producir revueltas antigubernamentales como las que ocurren en el Medio Oriente.

"Se te cae la baba porque haya sangre como en Egipto. Tremendo chasco te vas a llevar'', escribió Tatofontes apenas en su tercer tweet desde el 15 de diciembre.

Sánchez no pudo ser contactada para este artículo. Una decena de llamadas hechas el jueves a su teléfono móvil se cortaron tan pronto como ella contestaba, presumiblemente por agentes de Seguridad del Estado que vigilan todos sus movimientos.

Aunque Sánchez es una de las blogueras y tweeters más populares de Cuba, sus entradas son difíciles de leer en la isla porque relativamente pocos cubanos tienen acceso a internet. Sánchez envía sus entradas a amigos en el extranjero, que a su vez las colocan en internet.

El uso de un Twitter falso y otras cuentas de internet para calumniar a cibernautas que se oponen al gobierno de Castro no es nada nuevo para Ernesto Morales, un periodista y bloguero independiente de Bayamo que vino en diciembre a Miami.

"Sé que es una calumnia porque Yoani jamás en la vida ha pedido ayuda para conectarse a internet'', dijo Morales a el Nuevo Herald.

Morales destacó que en noviembre alguien colocó fotos pornográficas de él y de su novia en su blog, El Pequeño Hermano. Pudo probar que las fotos fueron montadas con partes de fotos de otras personas y rastreó las entradas hasta dos computadoras en el Ministerio de Cultura de Cuba. Los rostros de Morales y su novia habían sido pegados a sendas fotos de cuerpos desnudos.

"Esta es una guerra declarada'', dijo Morales. Sánchez estuvo de acuerdo en su tweeter sobre el hashtag #OZT, creado para marcar mensajes enviados por partidarios de Zapata Tamayo.

"¿Así que quieren ciberguerra, no?", preguntó Sánchez.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio