Más de 200 personas mueren por el frío en Europa y el temporal continúa

02/03/2012 10:20 AM

02/03/2012 4:30 PM

de 200 personas, la mitad de ellas en Ucrania, han muerto a consecuencia de la ola de frío polar que desde hace siete días sacude el este de Europa y que este fin de semana arreciará en el sur del continente.

En Ucrania, la ola de frío polar ha provocado hasta ahora 101 muertos, 38 de ellos en las últimas veinticuatro horas.

Las regiones más afectadas son las de la parte occidental de Ucrania, junto a la frontera con Polonia, donde los termómetros mostraban esta madrugada mínimas de 29 grados bajo cero.

El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, explicó que las rigurosas heladas han obligado al país a incrementar su consumo de gas natural y electricidad.

Las necesidades energéticas se han disparado en todo el continente y en varios países del centro de Europa ha habido problemas del suministro de gas ruso como consecuencia del fuerte aumento de la demanda.

“Hay una reducción del suministro”, indicó a Efe la empresa gasística austríaca OMV, que fijó esa caída en torno al 30 %, debido a que el aumento del consumo no ha sido correspondido con un incremento paralelo de los envíos desde Rusia.

Rusia registró hoy 26 grados bajo cero, la temperatura diurna más baja de un invierno que hasta ahora ha sido inusualmente suave.

Las autoridades de ese país no han ofrecido datos sobre víctimas mortales desde que comenzó el temporal hace una semana, pero el viceministro ruso de Sanidad, Maxím Topilin, indicó que en todo el mes de enero al menos 64 personas fallecieron como consecuencia del frío.

Polonia sigue siendo, después de Ucrania, el país donde las bajas temperaturas han causado más estragos, con un total de 37 muertos en el transcurso de una semana, ocho de ellos tan solo durante la pasada noche.

De nuevo la mayoría de las víctimas fueron personas sin hogar, en muchos casos con problemas de alcoholismo, según informó hoy el Ministerio del Interior.

Se espera que las temperaturas suban ligeramente a partir de mañana en Polonia, donde esta madrugada el mercurio cayó hasta los 35 grados bajo cero en el este del país y a menos 24 grados en Varsovia.

En Europa central y los Balcanes, la ola de frío, también con temperaturas que han llegado hasta los 30 grados bajo cero, ha provocado la muerte hasta este viernes de más de 60 personas.

El temporal mantiene a miles de personas aisladas y siguen los problemas en el tráfico ferroviario y por carretera en toda la región.

En Rumanía, donde han muerto 24 personas, cientos de indigentes han sido trasladados a centros sociales.

En Serbia, ha aumentado el número de municipios en situación de emergencia y más de 11.000 personas siguen aisladas en aldeas de montaña de difícil acceso.

Seis personas murieron hoy en Bosnia, cinco en Sarajevo, la capital del país, y la sexta en la ciudad de Mostar.

Según las autoridades sanitarias bosnias, algunos de los fallecidos murieron por el esfuerzo físico excesivo cuando limpiaban la nieve de las calles en la capital.

En el sur de Europa, el temporal de frío ha causado sobre todo estragos en la circulación por carretera y en las vías ferroviarias.

En Italia, el Ministerio del Interior ha recomendado no viajar si no es estrictamente necesario en las regiones del centro y sur del país, ya que se prevé una nueva ola de frío y nieve durante el fin de semana.

La nieve incluso llegó a Roma, donde hacía dos años que no nevaba, y ahora se espera que su presencia continúe durante las próximas 48 horas.

El ayuntamiento de Milán (norte de Italia) informó ayer de la muerte por frío de un hombre de unos 50 años, mientras que en Insernia (sur) se ha encontrado el cadáver de un hombre en el interior de un coche que estaba cubierto de nieve.

En Francia, la ola de frío ha puesto bajo alerta a 39 departamentos, con temperaturas de hasta 14 grados bajo cero, en un invierno que, como en el resto de Europa occidental, hasta ahora se había mostrado particularmente clemente.

La ola de frío siberiano y las nevadas han arreciado también en España y, así, en el Pirineo de Lérida los termómetros se desplomaron hasta los 20,7 grados negativos.

La predicciones meteorológicas apuntan a que la alerta de frío en España se mantendrá hasta el domingo, con temperaturas que no subirán de los 5 grados y caerán hasta 13 bajo cero en las zonas de alta montaña.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio