Cuba extiende cooperativas a 200 actividades

12/11/2012 5:46 PM

12/11/2012 11:08 PM

En otro intento por revitalizar su alicaída economía y fortalecer la iniciativa por cuenta propia en determinados sectores, Cuba decretó un nuevo marco legal que permitirá extender el cooperativismo no estatal a más de 200 actividades económicas. Hasta ahora este tipo de gestión sólo estaba permitido en el sector agropecuario.

El decreto ley fue publicado el martes en el diario oficialista Granma. El diario precisó que el gobierno dará luz verde a las asociaciones “de primer grado”, es decir, cooperativas con al menos tres trabajadores que “no se subordinarán administrativamente a ninguna entidad estatal”. Las cooperativas tendrán personalidad jurídica y se constituirán voluntariamente por sus socios con fines económicos y sociales.

El anuncio sobre el inicio del cooperativismo no estatal hizo aflorar reacciones de rechazo y cautela de economistas independientes y opositores pacíficos consultados por el Nuevo Herald.

Marta Beatriz Roque calificó el anuncio de “poco calado” debido a que en más de cinco décadas de revolución castrista la historia ha demostrado que esto no funciona si no se garantiza la libertad económica, explicó.

“Aunque quieras darle otro color, continuará siendo arcaico. Esto no tiene ninguna importancia. Lo único que hay que hacer es erradicar el mal y este no es otro que el sistema de gobierno”, sostuvo Roque desde La Habana.

Según lo establecido, las cooperativas podrán determinar los precios de los productos y servicios que comercialicen de acuerdo a la oferta y la demanda, con excepción de los que estén determinados por el Estado cubano.

La idea de alentar el cooperativismo urbano al amparo de las reformas económicas surgió en el VI Congreso del Partido Comunista. Cuba proyectó una economía mixta, atendiendo tendencias de mercado. La actualización del modelo socialista anunció también la apertura al capital extranjero, el trabajo por cuenta propia en diferentes categorías y el recorte de más de medio millón de empleos a mediano plazo.

En ese momento el gobernante cubano Raúl Castro admitió que la implementación de las reformas podría tomar hasta cinco años. El paquete de ajustes económicos que incluye el empuje de cooperativas urbanas de producción y servicios tiene el propósito de reducir la importación de alimentos, entre otros.

Cuba recurre generalmente al mercado internacional para adquirir los productos de la canasta básica y del consumo subsidiado, símbolo del igualitarismo que caracterizó durante 50 años al modelo castrista.

En ese contexto Roque agregó que no está en contra de la idea del cooperativismo como fuente alternativa de desarrollo económico. Sin embargo subrayó que en Cuba no existen bases para que estas asociaciones ejerzan una función de cambio.

“Estamos partiendo sobre las bases de una sistema totalitario que no permite que la gente pueda tener un capital. Para que el cooperativismo con el cual estoy de acuerdo realmente funcione debe tener libertad económica”, puntualizó Roque.

El plan del gobierno cubano apunta a que en los próximos cinco años las actividades “no estatales de producción” representen hasta un 45 por ciento de la gestión económica del país. Actualmente Cuba necesita importar más del 84 por ciento de los alimentos que están incluidos en la canasta básica familiar, mientras que aproximadamente 50 por ciento de las tierras permanecen ociosas

Oscar Espinoza Chepe, un economista disidente que vive en La Habana, dijo que las cooperativas no tendrán ningún efecto debido a que continuarán moviéndose bajo la mirada indiscreta del gobierno.

“Personalmente creo que será un intento fallido porque se han ideado de arriba hacia abajo”, indicó Roque. “Los mecanismos de control seguirán con otra presentación. La raíz no augura nada bueno”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio