La Habana sufre un brote de cólera por primera vez en más de cien años

01/15/2013 1:51 PM

01/15/2013 11:23 PM

Un brote de cólera que ha enfermado hasta ahora a 51 personas, y que se cobró la vida de un hombre, según su familia, fue detectado en La Habana, cuatro meses después de que otro foco de este mal dejara tres muertos en el oriente de Cuba, informó este martes el Ministerio de Salud.

Las autoridades no han informado sobre decesos, pero una mujer que vive en el municipio habanero más afectado por el brote dijo este martes que su hijo de 46 años había fallecido por el cólera hace unos días.

Este es el primer brote de cólera que sufre la capital cubana desde hace 130 años, aunque en julio de 2012 apareció un foco de esta enfermedad en el oriente de la isla, que las autoridades dieron por erradicado el 28 de agosto.

“A partir del domingo 6 de enero el sistema de vigilancia clínico epidemiológica detectó un incremento de las enfermedades diarreicas agudas en el municipio Cerro y posteriormente en otros municipios de la capital”, dijo el ministerio en una nota publicada en el diario oficial Granma.

“El análisis microbiológico realizado por el Instituto de Medicina Tropical ‘Pedro Kouri' determinó que el agente causal es el Vibrio Cholerae O1 Tor enterotoxigénico serotipo Ogawa, estando confirmados hasta la fecha 51 casos”, agregó.

El foco de cólera “se generó por un expendedor de alimentos, portador asintomático de la enfermedad, adquirida durante los brotes informados con anterioridad en otras regiones del país”, dijo el Ministerio.

Miriam Rodríguez, de 67 años y que vive con su familia en una humilde casa en calle Vista Hermosa 418 del municipio Cerro, contó que su hijo Ubaldo Pino, un peluquero y barbero de 46 años, murió de cólera el domingo 6 de enero.

“El murió de cólera y así está puesto en el certificado de defunción”, dijo la mujer.

“El tuvo muy buena atención, buenísima, de los médicos, pero su cuerpo estaba deteriorado (porque) llevaba una vida desordenada. Era un gran bebedor (de alcohol), era un barbero (privado) que tenía una gran clientela antes de tirarse a la bebida”, explicó.

Pino fue llevado la madrugada del sábado 5 de enero al hospital Jurídico y desde allí fue trasladado al Salvador Allende (o La Covadonga), donde falleció al día siguiente, agregó Rodríguez.

“Si hubiera sido una persona fuerte él se hubiera podido salvar”, dijo la hermana de la víctima, Yanicet Pino, quien contó que Ubaldo presentó los primeros síntomas de la enfermedad el 22 de diciembre, pero se negó a ir al médico durante dos semanas.

“Quizás si se hubiese conocido que había cólera, se hubiese corrido más rápido para el médico, pero (las autoridades) no decían nada”, dijo la madre.

El brote coincide con la temporada alta de turismo, que va desde diciembre a abril, y miles de canadienses, europeos y latinoamericanos se encuentran en Cuba. Casi tres millones de turistas visitaron la isla en 2012.

El 28 de agosto de 2012 Cuba anunció que había erradicado el foco de cólera detectado el 3 de julio en el municipio de Manzanillo, en la provincia oriental de Granma, a 800 km de La Habana, que dejó 417 enfermos y tres muertos, pacientes de 95, 70 y 66 años de edad “con antecedentes de enfermedades crónicas”, dijo el ministerio en esa ocasión.

El foco de cólera en La Habana, ciudad de 2,2 millones de habitantes y situada en la región occidental de la isla, “se encuentra en fase de extinción”, según las autoridades.

El municipio Cerro, un distrito de clase trabajadora donde hay varias fábricas y hospitales, está situado en el centro geográfico de La Habana, cerca de la emblemática Plaza de la Revolución y del Estadio Latinoamericano, el principal coliseo de béisbol de la isla.

En los últimos días se rumoreaba la existencia de un brote de cólera en ese municipio, porque médicos y enfermeras visitaban todas las casas de algunos barrios para repartir, preventivamente, medicamentos a sus residentes.

“Vinieron por todas las casas y nos decían: ¿ustedes son alérgicos a la penicilina? y nos daban tres pastillas de Doxiciclina para tomar, pero no nos decían más nada. Yo les pregunté si era por el cólera y se echaron a reír pero no nos dijeron nada”, contó un ama de casa del sector.

El ministerio llamó este martes a la población a “intensificar las medidas higiénicas, especialmente las relacionadas con el lavado de las manos, la ingestión de agua clorada, la limpieza y cocción adecuada de los alimentos”.

También se han incrementado las medidas preventivas en consultorios de salud y en las escuelas de La Habana, dijeron diversas fuentes.

Hasta que apareció en 2012 el brote en Manzanillo, un municipio costero de 130.000 habitantes, en Cuba no se reportaban casos de cólera desde hacía 130 años.

En 1867 se desató en la isla una epidemia de esa enfermedad que se prolongó hasta 1882, época en que Cuba era una colonia de España, dejando casi 6.000 muertos, según el Centro de Información de Ciencias Médicas de la provincia occidental de Matanzas.

Cientos de médicos cubanos que han integrado la brigada humanitaria en Haití adquirieron experiencia en tratar pacientes con cólera.

Además, científicos cubanos han estado trabajando en los últimos años en una vacuna contra el cólera, enfermedad que causa una infección intestinal, acompañada de fuertes dolores, diarrea y deshidratación.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio