Relevan a la policía de Ferguson, Missouri, tras protestas

08/14/2014 6:58 PM

08/14/2014 6:59 PM

La Patrulla de Carreteras de Missouri se hizo cargo el jueves de la seguridad de las protestas en el municipio de Ferguson, escenario de incidentes violentos desde que un policía de raza blanca mató el sábado a un adolescente negro desarmado.

El gobernador del estado, Jay Nixon, informó de que la Patrulla de Carreteras relevará de esas responsabilidades a la policía local, que había sido reforzada por agentes del Condado de Saint Louis y de otras poblaciones aledañas, tras protagonizar en los últimos días de protestas fuertes enfrentamientos con grupos de manifestantes.

“Ferguson no se definirá como una comunidad que fue destrozada por la violencia sino que se conocerá como una comunidad que se unió para superarla”, dijo Nixon en la conferencia de prensa en la que anunció los cambios en materia de seguridad.

El gobernador suspendió el jueves una visita a la Feria Estatal después que, durante la noche, la policía de esa localidad, 20 kilómetros al norte de Saint Louis, por cuarto día consecutivo, se enfrentó con gases lacrimógenos y balas de caucho a los manifestantes.

Los dirigentes cívicos y religiosos de la comunidad negra en Ferguson había calificado como “respuesta militarizada” el despliegue de la fuerza policial, incluidos agentes con uniforme de combate, chalecos antibala, fusiles automáticos e incluso una tanqueta blindada.

El capitán de la Patrulla de Carreteras, Ron Johnson, quien además de haberse criado en Ferguson es de raza negra, aseguró después de conocer la designación que “significa mucho” para él “acabar con este ciclo de violencia”.

Precisamente, el presidente Barack Obama criticó el jueves tanto los saqueos y actos de violencia como el “uso excesivo de fuerza policial” en esa localidad, tras la cuarta noche de protestas.

“Estamos profundamente preocupados por la violencia”, señaló Obama en una breve conferencia de prensa interrumpiendo sus vacaciones en Massachusetts. “Nuestro propósito ahora es que se mantenga la seguridad ciudadana sin que ello infrinja el derecho de los ciudadanos a expresarse”, agregó.

Asimismo, el fiscal general, Eric Holder, hizo un llamamiento a la calma al tiempo que mostró su preocupación por la respuesta de las fuerzas de seguridad locales.

“En un momento en el que debemos buscar reconstruir la confianza entre las fuerzas de seguridad y la comunidad local, estoy muy preocupado porque el despliegue de equipos militares y vehículos envían un mensaje contradictorio”, indicó Holder en un comunicado.

Ambos, Obama y Holder, se reunieron esta mañana para discutir la situación en esa población de Missouri y además extender sus condolencias a la familia del joven.

Ferguson cuenta con dos tercios de la población negra; sin embargo, sólo tres de los cincuenta y tres agentes de la policía local son afroamericanos.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio