La Luna desaparecerá de nuestra vista, privada de los rayos solares y reaparecerá teñida de rojo, por eso se le llama “luna sangrante” o luna de sangre.
La Luna desaparecerá de nuestra vista, privada de los rayos solares y reaparecerá teñida de rojo, por eso se le llama “luna sangrante” o luna de sangre. ThinkstockPhotos
La Luna desaparecerá de nuestra vista, privada de los rayos solares y reaparecerá teñida de rojo, por eso se le llama “luna sangrante” o luna de sangre. ThinkstockPhotos

Una superluna teñirá de rojo la madrugada del lunes

24 de septiembre de 2015 08:17 AM