La prisión del Condado Val Verde está repleta de jardineros y sirvientas, inmigrantes 
en espera de la deportación, atrapados en un operativo llamado Operación Streamline, un 
programa de cero tolerancia que comenzó aquí y desde entonces se ha extendido a lo largo 
de la frontera con México.
La prisión del Condado Val Verde está repleta de jardineros y sirvientas, inmigrantes en espera de la deportación, atrapados en un operativo llamado Operación Streamline, un programa de cero tolerancia que comenzó aquí y desde entonces se ha extendido a lo largo de la frontera con México.
La prisión del Condado Val Verde está repleta de jardineros y sirvientas, inmigrantes en espera de la deportación, atrapados en un operativo llamado Operación Streamline, un programa de cero tolerancia que comenzó aquí y desde entonces se ha extendido a lo largo de la frontera con México.

Más cárceles para ilegales y narcotraficantes en la frontera

27 de mayo de 2008 4:46 PM