El presidente estadounidense, Barack Obama (2d), su esposa, Michelle (i), y sus hijas, Malia y Sasha, regresan a la Casa Blanca en Washington DC, EE.UU., después de pasar el fin de semana en Maine. EFE/Tripplaar Kristoffer
El presidente estadounidense, Barack Obama (2d), su esposa, Michelle (i), y sus hijas, Malia y Sasha, regresan a la Casa Blanca en Washington DC, EE.UU., después de pasar el fin de semana en Maine. EFE/Tripplaar Kristoffer
El presidente estadounidense, Barack Obama (2d), su esposa, Michelle (i), y sus hijas, Malia y Sasha, regresan a la Casa Blanca en Washington DC, EE.UU., después de pasar el fin de semana en Maine. EFE/Tripplaar Kristoffer

Las vacaciones del presidente, una cuestión de Estado

26 de julio de 2010 5:46 PM

More Videos

  • Los pocos programas que ayudan a los adictos en Puerto Rico tienen dificultades para prestar sus servicios

    Los trabajadores de una organización llamada Mountain Point (Punto en la Montaña) proporcionan a quienes utilizan drogas paquetes de jeringas limpias, toallitas antibacterianas y rollos de gasa. Pero el suministro es cada vez menor. Su objetivo después de la tormenta es mantener a los adictos a las drogas en Puerto Rico libres de enfermedades mortales que podrían contraer al inyectarse.