Petraeus pone en duda el retiro de Afganistán

08/16/2010 1:16 AM

08/17/2010 11:24 AM

El progreso en la guerra en Afganistán sigue lento y no hay una solución rápida a la vista, dijo el domingo el comandante de las tropas de Estados Unidos en ese país asiático, general David Petraeus, quien afirmó que la fecha de retiro de tropas es prematura.

Petraeus indicó que la fecha límite del 2011 fijada por el presidente Barack Obama para iniciar los retiros de tropas probablemente no sea el comienzo de una salida masiva de las fuerzas de Estados Unidos del país abrumado por la guerra.

Consultado sobre si podría considerar esa fecha demasiado prematura para un repliegue, afirmó: "Ciertamente, sí''.

Sólo 2,000 de los casi 100,000 soldados estadounidenses en Afganistán podrían ser retirados de ese país el próximo año.

"El Presidente y yo nos reunimos en la Oficina Oval y me dijo muy claramente que lo que quiere de mí es mi mejor consejo profesional como militar'', agregó Petraeus en el programa Meet the Press de NBC.

"Creo que el Presidente ha sido bastante claro en explicar que (el repliegue) consiste en un proceso, no en un acontecimiento, y que está sujeto a condiciones'', señaló Petraeus.

En su primera entrevista desde que tomó el control directo en junio de la guerra en Afganistán de manos del general Stanley McChrystal, Petraeus habló del éxito logrado contra el Talibán en la capital, Kabul, y su enfoque en repetir ese éxito en todo el país.

"Nuestra tarea vuelve a ser mostrar a los de Washington que se está progresando y hacer lo que tengamos que hacer para aumentar el progreso que ha habido hasta ahora, porque ciertamente no hay nada como un impulso irreversible'', indicó.

A final de cuentas, el destino del esfuerzo bélico de EEUU en Afganistán luego de nueve años en ese país depende de Washington, donde Obama enfrenta el resultado de las elecciones congresionales de medio término.

Petraeus dijo que habla a diario con el pressidente afgano Hamid Karzai, quien ha estado resistiendo algunos de los esfuerzos de EEUU por eliminar la corrupción en el gobierno.

La meta de EEUU en Afhanistán sigue siendo impedir que el Talibán le permita a Al Qaida establecer bases allí y perseguir a Osama Bin Laden, declaró.

Bin Laden sigue siendo una figura emblemática, pero ni EEUU ni el gobierno de Pakistán, donde se cree que Bin Laden se oculta, conocen su ubicación, dijo.

Recientemente tomó semanas para que un mensaje de Bin Laden llegara oídos de EEUU, una señal de que permanece en una remota ubicación y es menos efectivo, manifestó.

El general estadounidense arremetió contra el sitio WikiLeaks por su "reprobable'' divulgación de documentos confidenciales de la guerra en Afganistán y dijo que se reservaba el derecho de pronunciarse sobre un retiro de tropas de ese país en julio de 2011.

A fines de julio, WikiLeaks envió al diario The New York Times, al alemán Der Spiegel y al británico The Guardian unos 76.000 documentos clasificados sobre operaciones militares en Afganistán.

"Obviamente eso es reprobable'', afirmó.

El sábado, el fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, reiteró que mantiene su anunciado plan de publicar unos 15,000 documentos secretos estadounidenses, parte de los 92,000 que tiene en su poder gracias a una fuente que no reveló.

En ese sentido, Petraeus consideró que, aunque no se tratara de archivos confidenciales, publicarlos fue una decisión "muy poco feliz''.

"Esto es un abuso de confianza'', deploró Petraeus.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio