Matan a balazos a adolescente en EEUU tras pelea por música alta

11/27/2012 12:02 PM

11/27/2012 2:20 PM

Un adolescente de 17 años murió por los disparos de un hombre que había reclamado a la víctima y sus amigos que bajaran el volúmen de la música que escuchaban en un vehículo en una estación de servicio en el norte de Florida, sureste de Estados Unidos, informó el Sheriff.

El comisario de la oficina de homicidios de Jacksonville, Rob Schoonover, confirmó el lunes en la noche que la pelea ocurrida el viernes empezó por una pelea de auto a auto, en la que Michael David Dunn, de 45 años, terminó disparando contra el joven Jordan Russell Davis.

Los medios de Florida se hicieron eco el martes de este crimen que recuerda el caso de Trayvon Martin ocurrido en febrero de este año, cuando el agresor, esta vez un empresario blanco, disparó alegando “defensa propia” contra un joven negro.

Dunn empezó a pedir a los jóvenes que bajaran el volumen de la música mientras su novia compraba algo en la tienda de la estación de servicio en Jacksonville, norte de Florida, luego discutieron y el hombre sacó su arma disparando entre ocho y nueve veces, dijo Schoonover.

El joven recibió dos disparos que provocaron su muerte, y nadie más resultó herido. Los investigadores no encontraron armas de fuego en el auto donde se encontraban los jovenes.

El empresario y su novia partieron a un hotel y antes de volver a su casa en otra ciudad del centro de Florida, vieron en el noticiero que el altercado había dejado un muerto.

Gracias al número de matrícula del automóvil anotado por los amigos de la víctima, Dunn fue arrestado en su casa el sábado y se encuentra detenido sin derecho a fianza.

Ron Davis, padre de la víctima, dijo al canal de televisión local WAWS que quiere que se haga justicia, “ya sea a través del sistema legal o de Dios”.

Este caso revive el crimen de Trayvon Martin, de 17 años, quien murió por un disparo de George Zimmerman, peruano-estadounidense de 28 años, en Sanford (centro de Florida), donde el presunto agresor efectuaba una ronda de vigilancia en su barrio. El vigilante se declaró no culpable y aseguró haber actuado en “defensa propia” al haber sido atacado por Martin.

El caso conmovió a Estados Unidos en febrero y marzo de este año, cuando se realizaron varias protestas de organizaciones civiles denunciando prejuicio racial en el crimen y en la actuación de las autoridades que detuvieron a Zimmerman recién seis semanas después del hecho.

Al igual que la defensa de Zimmerman, la abogada de Dunn, Robin Lemonidis, invoca la inocencia de su cliente amparándose en una ley estatal que autoriza el recurso a las armas de fuego en ciertos casos de legítima defensa incluso cuando el presunto atacante está desarmado.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio