Enferma ex militar de EEUU que fue encarcelado en México

12/24/2012 5:51 PM

12/25/2012 11:29 PM

Un ex militar estadounidense que pasó meses encarcelado en México después de tratar de cruzar la frontera cargando una escopeta herencia de su familia, tuvo que ser hospitalizado cuando iba rumbo a Florida.

Jon Hammar, de Palmetto Bay, salió de prisión el viernes de un centro de detención en Matamoros, México. Sus familiares informaron que fue hospitalizado el fin de semana en Luisiana cuando conducía hacia el sur de Florida.

Su madre dijo el lunes que Hammar, de 27 años, tenía resfriado del pecho y malestar estomacal antes de ser liberado, pero aún prevé que estará en casa para Navidad.

Hammar fue arrestado el 13 de agosto cuando él y otro veterano de la Infantería de Marina, quienes se encaminaban a Costa Rica para surfear, trataron de pasar por México. Las autoridades estadounidenses le dijeron a Hammar que podía declarar una escopeta Sears & Roebuck de seis décadas en la frontera. El arma de fuego es apropiada para disparar a conejos y pájaros.

Pero las autoridades mexicanas no aceptaron los documentos de registro en EEUU de Hammar para la reliquia desarmada. Los fiscales lo acusaron con un delito grave: posesión de un arma de fuego restringida al uso de las fuerzas armadas de México.

Hammar fue enviado a la prisión de Matamoros, donde, en un momento dado, los internos que pertenecen a los carteles locales de la droga llamaron a los padres de Hammar para tratar de sacarles dinero.

Funcionarios estadounidenses intervinieron y se separó a Hammar de la población penal general, pero aún pasaba gran parte de su tiempo encadenado a una cama para que no escapara.

McClatchy, la compañía matriz del Herald, informó por primera vez el 6 de diciembre del aprieto de Hammar, cuando su familia decidió hacer público el caso. Los legisladores respondieron rápido. El senador Bill Nelson, un demócrata por la Florida, exhortó a México a liberar a Hammar. La representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Miami, y la familia de la congresista usaron su posición como presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes para presionar a las autoridades estadounidenses y mexicanas.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio