Fallo de la Corte Suprema podría favorecer a pareja gay de Miami

01/05/2013 5:00 AM

01/05/2013 10:44 PM

Una venidera decisión de la Corte Suprema sobre si una anciana debe pagar un impuesto de herencia sobre la propiedad de su fallecida esposa también podría determinar si los recién casados Daniel Zavala y Yohandel Ruiz, residentes en Coral Gables, se quedarán en Estados Unidos.

Zavala y Ruiz, junto con miles de otras parejas binacionales gay y lesbianas, enfrentan la separación debido a la Ley de Defensa del Matrimonio de 1996, que prohíbe al gobierno federal reconocer como legalmente casados a los esposos del mismo sexo.

“No debería tener que dejar el país para estar con la persona que amo”, afirmó Ruiz, un ciudadano estadounidense de origen cubano que creció en Hialeah. “Debería ser capaz de patrocinar a mi esposo, Daniel, para que se quedara en el país”.

Zavala, actualmente de 27 años, visitó hace dos años Miami procedente de México con una visa de turista. Conoció a Ruiz, actualmente de 37 años, una noche en el club nocturno Score, en Lincoln Road, en South Beach. Ruiz viajó entre los dos países durante su noviazgo. Los hombres se casaron el 1ro. de mayo del 2012 en la ciudad de Washington. Dos días después, expiró la visa de turista de Zavala.

“No queríamos incumplir ninguna ley, así que decidimos casarnos”, indicó Ruiz. “Hice una petición por Daniel, como podría hacer cualquier cónyuge normal. Nos la negaron”.

En noviembre, Ruiz recibió una carta de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU.

“Tanto usted como el beneficiario son hombres”, escribió un funcionario de Inmigración a Ruiz después que este solicitó patrocinar a Zavala. “[La Ley de Inmigración y Nacionalidad de EEUU] no define específicamente el término ‘cónyuge’ con respecto al género, pero la Sección 3 de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA) establece que para propósitos de elegibilidad para beneficios federales, ‘matrimonio’ significa ‘solo una unión legal entre un hombre y una mujer como esposo y esposa’ y la palabra ‘esposo’ se refiere ‘solo a una persona del sexo opuesto que no es el de un marido o una mujer’”.

La carta procedente de Missouri enfureció a los hombres. “Ni siquiera tuvimos la oportunidad de tener una entrevista. Si me vas a denegar algo, hazlo en mi cara. Quiero que me digan eso en persona”, afirmó Ruiz. El y Zavala luchan la decisión por escrito y aun buscan una entrevista en persona.

“Queremos que los entrevisten y los examinen como a todos los otros matrimonios que buscan la residencia para determinar que, excepto por DOMA, ellos cumplen con todos los requerimientos para su aprobación”, indicó el abogado de los hombres, Lavi Soloway, quien se especializa en casos de inmigración del mismo sexo.

Soloway, quien junto con su asociada legal Noemi Masliah encabezan el Proyecto DOMA: Parejas Binacionales que Luchan por la Igualdad, dijo que inmigración ha tratado de forma inconsistente a las parejas del mismo sexo.

“Hay cónyuges gay y lesbianas que han sido entrevistados, reciben autorización de empleo, reciben el beneficio del estatus legal de solicitudes pendientes para la tarjeta verde”, indicó Soloway.Zavala, quien tiene un título en Relaciones Internacionales de una universidad mexicana, no puede trabajar legalmente en Estados Unidos o manejar un auto. Teme que si deja Estados Unidos, no será capaz de regresar. No pudo asistir al reciente funeral de su abuelo en México, y su madre, quien es tratada de cáncer, tuvo que visitar Miami para poder ver a su hijo.

Ruiz, un diseñador interior que se graduó de la Escuela Secundaria de Diseño y Arquitectura en Miami y de la Universidad Internacional de la Florida, podría mudarse a México a vivir con Zavala, donde su matrimonio estadounidense sería reconocido.

Zavala comentó que eso sería una opción injusta.El mes pasado, los magistrados de la Corte Suprema acordaron escuchar el caso de Edith Windsor, una neoyorquina de 83 años de edad, que recibió una cuenta de impuestos por herencia ascendente a $363,053 después que su esposa, Thea Spyer, murió en el 2009. Cuando la Corte Suprema acordó escuchar el caso de Windsor, los magistrados dijeron que se enfocarán en la Sección 3 de DOMA, la misma utilizada por el Departamento de Seguridad Interna para negar la residencia a los cónyuges del mismo sexo.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio