Legisladores impulsan iniciativa a favor de armas de fuego en Arizona

01/22/2013 4:38 PM

01/24/2013 2:41 AM

Legisladores republicanos en Arizona impulsan una iniciativa de ley que busca evitar que se aplique en el estado cualquier tipo de restricción a la compra, venta o transferencia de armas de fuego que pudiera aprobar en el futuro el Gobierno federal.

La iniciativa de ley HB2291 busca “proteger” a los dueños de armas en Arizona de cualquier restricción que sea aprobada por el Gobierno federal durante el presente año.

La propuesta convertiría en un delito que cualquier empleado del Gobierno federal aplique nuevas leyes o regulaciones federales sobre las armas, accesorios o municiones si estas son compradas o manufacturadas en Arizona y permanecen dentro de este estado.

También pretende que Arizona quede exenta de restricciones relacionadas con armas de alto calibre y evitaría cualquier tipo de requisito de registro adicional que fuera aprobado próximamente por el Gobierno federal sobre la compra de armas de fuego.

La propuesta es impulsada por los legisladores estatales republicanos Steve Smith, Adam Kwasman, Carl Seel, David Stevens y Bob Thorpe.

La iniciativa que fue presentada oficialmente ante el Legislativo estatal el pasado jueves indica que el procurador del estado de Arizona podría defender a cualquier ciudadano en el estado al que se le pudieran presentar cargos por violaciones a leyes federales referentes a la manufactura, venta, transferencia o posesión de un arma de fuego la cual permanezca dentro de los límites del estado.

Arizona se ha caracterizado por ser un estado que defiende la compra y posesión armas de fuego, pero también existen grupos que se oponen y buscan que se implementen cambios que regularicen de forma más estricta la adquisición de las mismas.

“De nada sirve que estemos luchando por aplicar cambios a las leyes de las venta y el control de armas de alto calibre, si no las vamos aplicar”, dijo José Guzmán, fundador el grupo Padres y Parientes de Hijos Asesinados en Arizona, en respuesta a la iniciativa de ley HB2291.

Guzmán viajó recientemente a Washington D.C, para hablar a favor de un mayor control en la venta de armas de fuego en Estados Unidos.

“Actualmente una persona cuando compra un arma de fuego su récord es verificado, pero si esta persona vende el arma y si no reporta a quien se la vendió, consideramos que este individuo también debe enfrentar cargos en caso de que se cometa un crimen con esta arma,” dijo el activista.

Agregó que aunque la venta sea de “persona a persona”, cualquier individuo debe de pasar por un escrutinio y verificar que está apto para tener esta arma de fuego.

Guzmán considera que este es el momento para que la comunidad siga presionando al Gobierno federal para aprobar cambios a estas regulaciones.

El activista reconoce que Arizona es un estado donde hay grupos y políticos que defienden la Segunda Enmienda de la Constitución, oponiéndose a cualquier tipo de restricción a la compra y venta de armas de fuego, pero está convencido de que esta “mentalidad” puede cambiar.

“Tienen que ver las cifras de todos los asesinatos, no solo ver las desafortunadas masacres como la tragedia de la muerte de 20 niños en Connecticut o el ataque en contra de la excongresista Gabrielle Giffords en Tucson”, afirmó.

Destacó que no hay que esperar este tipo de masacres ya que en su opinión solo basta con leer los periódicos y ver los crímenes individuales.

“El primer crimen de 2013 en Arizona fue tres minutos después de recibir el año nuevo, donde mataron a un joven con una pistola”, finalizó Guzmán.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio