EEUU y Cuba retoman discusiones sobre migración en medio de caso de armas en buque

07/17/2013 1:46 PM

07/22/2013 10:30 PM

Estados Unidos y Cuba mantenían este miércoles conversaciones sobre temas migratorios, las primeras desde enero de 2011, en medio de un sonado caso de armamento cubano descubierto en un carguero norcoreano en Panamá, confirmó un portavoz oficial estadounidense bajo anonimato.

“Las conversaciones se darán según lo programado”, dijo el funcionario del Departamento de Estado en un correo electrónico ante la consulta de la AFP.

El portavoz no ofreció detalles de cuáles representantes de Washington y La Habana se reunirían o el contenido específico del encuentro, que sigue a una histórica reforma migratoria realizada en la isla en enero pasado, que permite la salida de los ciudadanos sin pedir autorización al gobierno.

Las conversaciones se llevan a cabo en Washington bajo los acuerdos de migración de 1994 y 1995, que establecen que la migración entre ambos países debe ser “segura, legal y ordenada”, explicaron funcionarios estadounidenses en junio, cuando se anunció el encuentro.

Estas discusiones son técnicas y tratan entre otros puntos por ejemplo, cómo expedir visas de inmigrantes cubanos.

Estados Unidos permite desde hace décadas la inmigración de cubanos, pero el procedimiento es lento y sometido a la falta de personal en la isla, según fuentes oficiales.

Paralelamente, miles de cubanos intentan salir de la isla de forma ilegal cada año, gracias a la política oficial estadounidense que permite que reciban automáticamente estatuto de refugiado apenas pisan suelo norteamericano.

La congresista republicana por el estado de Florida (sureste), Ileana Ros-Lehtinen, sostuvo que el descubrimiento de material bélico cubano -identificado como un sistema de control de tiro de misiles antiaéreos de hace medio siglo- dentro de un buque norcoreano que partió de la isla, debe llevar a Washington a suspender estas discusiones.

“Llamo al Departamento de Estado a inmediatamente a detener las charlas migratorias de esta semana con el régimen cubano hasta que ofrezca respuestas claras y coherentes sobre este incidente”, dijo Ros-Lehtinen.

“El incidente debería servir como una alarma para el gobierno, que en los últimos meses ha liderado un aparente esfuerzo para normalizar las relaciones con Cuba, de que no puede continuar relacionándose con el régimen” del gobernante Raúl Castro, agregó la congresista opositora.

El martes, el Departamento de Estado advirtió que “cualquier país que estuviese exportando armas o material relacionado con armas a Corea del Norte estaría incurriendo en una violación” de resoluciones de la ONU.

Naciones Unidas ha impuesto un embargo al comercio de armas con Corea del Norte como parte de las sanciones por su plan de ensayos nucleares con fines militares.

Estados Unidos y Cuba no tienen relaciones diplomáticas desde 1961, y Washington mantiene un embargo contra la isla. Ambos países mantuvieron a mediados de junio conversaciones sobre una posible reanudación del servicio postal.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio