El sargento Bergdahl llegó a Estados Unidos

06/13/2014 6:03 AM

06/13/2014 3:21 PM

El sargento norteamericano Bowe Bergdahl, prisionero de los talibanes en Afganistán durante cinco años y liberado a cambio de cinco islamistas detenidos en Guantánamo, llegó este viernes a Estados Unidos, informó el Pentágono.

Bergdahl llegó a San Antonio, Texas, en un vuelo procedente de Alemania. Allí proseguirá su tratamiento en el centro médico militar de Brooke, detalló el Departamento de Defensa en su sitio web.

Tras su intercambio el 31 de mayo por cinco talibanes detenidos en la base militar de Guantánamo, el sargento de 28 años estuvo hospitalizado en la base de Bagram, al norte de Kabul, antes de ser trasladado al Hospital Americano de Landstuhl (Alemania), por el que pasan la mayoría de los militares heridos en Afganistán.

En usu breve comunicado el Pentágono indica que el soldado “proseguirá la siguiente fase de su proceso de reintegración”.

“No hay plazos para dicho proceso. Nuestro objetivo es (garantizar) su salud y bienestar” se asegura en el texto.

El secretario de Defensa Chuck Hagel “confía en que el ejército garantice al sargento Bergdahl los cuidados, el tiempo y el espacio necesarios que requiera para completar su recuperación y bienestar”, añade el comunicado.

El intercambio de Bergdahl por militantes talibanes provocó una tormenta política en Washington, donde se acusó al presidente Barack Obama de no haber informado de ello al Congreso como indica la ley, y de haber sentado el precedente de negociar con secuestradores.

Además, su desaparición de su base en el este de Afganistán en 2009 alimentó especulaciones de que el soldado habría desertado de su puesto antes de ser capturado, y que por ello podría ser objeto de encausamiento por parte de las autoridades militares.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio