Linea de Inmigración

La clave de la civilización (y del éxito) es ¡el orden!

Sé que está ocupado y que recibe muchas cartas pidiendo consejo, pero una frase de su columna del 4 de abril del 2014 en El Nuevo Herald me preocupa pues tiene que ver con mi amiga que reside en República Dominicana y sobre la cual le escribí. La frase es "A menos que venga de un país donde ya encontró residencia permanente y prolongada". Aunque personalmente nunca he necesitado sus servicios, siempre me apersono de su columna por el simple placer de leer un texto excelentemente escrito, serio, y a la vez ameno -- algo difícil de lograr. Ahora lo molesto para exponerle el caso de una amiga que quiere venir a vivir permanentemente en Estados Unidos. Ella es cubana y vive como residente legal en la República Dominicana. Está divorciada, tiene visa vigente de entrada como turista a Estados Unidos. Tiene dos hijas, una nacida en Cuba, la otra en Dominicana, también con visas de turista que vendrán con ella.

Linea de Inmigración

J.M.G. es hombre libre, gracias a vuestra contribución!

“Gracias, muchísimas gracias, a todos ustedes querida familia espiritual y fieles lectores de esta columna Línea de Inmigración por su desinteresada y valiosísima cooperación mediante sus contribuciones financieras que hicieron posible que J.M.G., el emproblemado ciudadano nicaragüense de dos publicadas columnas se encuentre en este momento disfrutando de su preciosa libertad. Mi esposo, el abogado y periodista Manfred Rosenow, autor de esta columna, me ha cedido este espacio para compartir con ustedes mis más profundos sentimientos de agradecimiento, de cariño, y de admiración por su invaluable apoyo al desventurado pero no por ello menos apreciado semejante, J.M.G.

SUSCRIPCIÓN DIGITAL

a partir de 99 centavos al mes

Suscriptores de entrega a domicilio

Aprenda cómo ACTIVAR
su acceso digital

¿No es suscriptor?

Ver opciones >

Ofertas en Miami

Anuncios