El robo de identidad conlleva una condena mínima, obligatoria, de dos años de 
prisión. El gobierno estadounidense está recurriendo a ese cargo para convencer a las 
personas de que se declaren culpables de acusaciones menores y acepten una deportación pronta. Muchas de las personas acusadas de ese delito fueron detenidas durante redadas 
en sitios de trabajo.
El robo de identidad conlleva una condena mínima, obligatoria, de dos años de prisión. El gobierno estadounidense está recurriendo a ese cargo para convencer a las personas de que se declaren culpables de acusaciones menores y acepten una deportación pronta. Muchas de las personas acusadas de ese delito fueron detenidas durante redadas en sitios de trabajo.
El robo de identidad conlleva una condena mínima, obligatoria, de dos años de prisión. El gobierno estadounidense está recurriendo a ese cargo para convencer a las personas de que se declaren culpables de acusaciones menores y acepten una deportación pronta. Muchas de las personas acusadas de ese delito fueron detenidas durante redadas en sitios de trabajo.

Robo de identidad, pretexto para deportaciones expeditas

23 de febrero de 2009 07:19 AM