Inmigración

julio 10, 2009

Senado de EEUU vota a favor de despidos de indocumentados

Empleadores tendrían que despedir a trabajadores si sus nombres no coinciden con sus números de identificación de Seguridad Social.

El Senado estadounidense quiere obligar al Departamento de Seguridad Interna a que cumpla una regla propuesta durante el gobierno de George W. Bush por la cual los empleadores deberán despedir a trabajadores inmigrantes si sus nombres no coinciden con sus números de identificación de Seguridad Social.

En un voto a viva voz el jueves, el Senado aprobó una enmienda que evitará que el departamento descarte la regla de "no concordancia" (no-match).

El senador republicano David Vitter, de Luisiana, patrocinó la enmienda a la ley de presupuesto de Seguridad Interior que prohibirá que el departamento destine el dinero que se le asigna a eliminar la regla.

La medida del 2007 estaba pensada para detectar a los trabajadores indocumentados a través de las cartas de "no concordancia", que la Administración de Seguridad Social envía a las empresas cuando el nombre y el número de identificación de uno de sus empleados no coinciden con los datos que tiene el gobierno.

Las faltas de concordancia pueden ocurrir por varias razones: porque los registros no están actualizados tras cambios de nombre por matrimonio o por adquirir la ciudadanía estadounidense, por errores de mecanografía al ingresar el nombre o porque alguien usa un número de Seguridad Social falso o ajeno.

Vitter dijo que el voto senatorial es "un mensaje al gobierno de Obama de que no permitiremos leyes de inmigración débiles". Agregó que la inmigración ilegal es una seria preocupación para el país y que "deberíamos estar haciendo todo lo que podamos para combatir este problema creciente".

El vocero de Seguridad Interior Matthew Chandler dijo que el respaldo del Senado a la propuesta de Vitter impide lograr avances en el control de la inmigración y es "un reflejo de la estrategia de la anterior administración: puro espectáculo, nada de sustancia".

El gobierno de Obama intenta implementar medidas de control efectivas, dijo. "Esperamos que una estrategia más inteligente se imponga al final, porque el país merece un sistema que funcione", afirmó Chandler.

La Unión de Libertades Civiles Estadounidense presentó una demanda judicial que frenó la implementación de la regla. Empleadores, grupos de empresarios, sindicatos y otros también se opusieron a su uso.

"Las cartas de no concordancia de Seguridad Social nunca fueron pensadas como herramientas del control de la inmigración y no pueden resolver ni resolverán el problema de la inmigración ilegal", dijo Joanne Lin, abogada para legislación de la Unión.

La versión de la ley presupuestaria de la Cámara baja no incluye la enmienda. Un comité bicameral deberá llegar a un acuerdo sobre las divergencias entre los dos proyectos de ley.

Contenido Relacionado

Comentarios

Videos

Videos destacados